elnuevodiario.com.ni
  •   KUNDUZ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un grupo de insurgentes talibanes lapidaron a un hombre, de 28 años, y una mujer de 23, acusados de adulterio, en un distrito de la provincia norteña afgana de Kunduz colindante con Tayikistán, según confirmó hoy una fuente oficial. El suceso tuvo lugar en el pueblo de Mulá Quli, del distrito de Imam Sahib, en una zona sobre la que los talibanes mantienen un "control total", reconoció el gobernador distrital, Mohamad Ayub.

Los talibanes acusaron a la pareja de mantener una relación extramatrimonial y de intentar escapar juntos, y una "shura" o consejo decidió lapidarlos por adulterio, un castigo que les fue aplicado en público, ante unas 200 personas.

El hombre estaba casado y ella, comprometida. Tras ser detenidos y golpeados, afirmó Ayub, ambos confesaron que habían mantenido una relación durante un par de meses.

Esta es la segunda condena de este tipo que salta a la luz pública este mes: el pasado 8, una viuda afgana embarazada fue ejecutada a tiros por un grupo de talibanes que la acusó de adulterio en la provincia noroccidental de Badghis.

"Es una violación de los derechos humanos. Incluso de ser condenada, tenemos tribunales para tratar ese tipo de sucesos", denunció en esa ocasión la presidenta de la Comisión Afgana Independiente de Derechos Humanos, Sima Samar.

Los talibanes recurrieron a lapidaciones públicas y latigazos para castigar el sexo extramatrimonial durante su estancia en el poder entre los años 1996 y 2001. El adulterio sigue estando penado con la muerte en países como Irán, Arabia Saudí o Afganistán, país este último donde los insurgentes talibanes intentan derrocar al Gobierno en su lucha contra las tropas internacionales desplegadas en el territorio.