•   MÉXICO / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Las autoridades mexicanas confirmaron ayer el hallazgo del cadáver del alcalde del municipio de Santiago, Edelmiro Cavazos Leal, de 38 años, quien fue secuestrado el pasado domingo por hombres armados disfrazados como agentes de una corporación policíaca disuelta, informaron fuentes oficiales.

El cuerpo del funcionario fue encontrado por un grupo de motociclistas que circulaban por el kilómetro seis de la carretera que conecta a la ciudad de Santiago con el paraje turístico Cola de Caballo.

El cadáver estaba con la cabeza vendada y maniatado, explicó en declaraciones a la prensa en el lugar de los hechos, el Procurador General de Justicia de Nuevo León, Alejandro Garza y Garza, aunque se abstuvo de detallar la causa de la muerte por “respeto a la familia”.

A juicio del fiscal, “lo único que (los delincuentes) están logrando es que las autoridades nos unamos con más fuerza”, y aseguró que las fuerzas de seguridad no permitirán que esto vuelva a suceder.

A la zona llegaron agentes de la Policía Federal y de la Agencia Estatal de Investigaciones, soldados del Ejército y altos funcionarios como el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina.

Calderón lamenta asesinato

El Presidente de México, Felipe Calderón, lamentó a través de su cuenta de Twitter “profundamente el cobarde asesinato” del alcalde, quien militaba en el Partido Acción Nacional, PAN, el mismo del mandatario, y expresó sus más profundas condolencias a la familia de Cavazos.

“La muerte de Edelmiro nos indigna y nos obliga a redoblar la lucha en contra de estos cobardes criminales que atentan contra ciudadanos”, sostuvo el gobernante.

Cavazos fue secuestrado con uno de sus escoltas la medianoche del domingo en su domicilio de Santiago, en el norteño estado de Nuevo León, por hombres armados que se hicieron pasar por agentes de la Policía Judicial Federal, un organismo que no existe desde hace nueve años.

El escolta fue liberado ileso la madrugada del lunes por los delincuentes y fue quien dio aviso a las autoridades de lo sucedido.

El municipio de Santiago ha registrado en los últimos meses una ola de violencia que ha dejado al menos cinco policías asesinados, presuntamente por grupos criminales vinculados con la delincuencia organizada y el narcotráfico.

Santiago, ubicado a 30 kilómetros al sur de Monterrey, es considerado un “Pueblo Mágico” por la Secretaría de Turismo federal.

El control de Nuevo León se lo disputan los cárteles del Golfo y de Los Zetas, antiguos aliados, ambos establecidos principalmente en el contiguo estado de Tamaulipas.

Esa confrontación ha elevado la violencia en esa región, y en los últimos días se han repetido los bloques viales por parte del crimen organizado en Monterrey.