•   La Paz  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy que el retiro de las tropas estadounidenses de Irak es la admisión de una "rendición" y una "derrota", y expresó su deseo de que Washington no vuelva a "intervenir militarmente" en otras naciones.

"Cuando dicen que es una retirada planificada, es una derrota (...). Yo saludo la rendición de los soldados de Estados Unidos en Irak. Dicen que es una retirada planificada (...). Es una rendición", afirmó Morales en una rueda de prensa.

El mandatario boliviano volvió a acusar a Washington de usar el terrorismo y el narcotráfico como pretextos para "planificar intervenciones" en determinados países y así "adueñarse" de sus recursos naturales. Agregó que Estados Unidos "va a seguir siendo derrotado" en cualquier país donde "intervenga militarmente".

"Ojalá que con esta experiencia Estados Unidos nunca más se anime a intervenir militarmente otros países. Seguramente hay planes en Afganistán, en Palestina, con Israel, su aliado -prosiguió Morales-. Ojalá no haya otro Israel en Suramérica, ojalá que no haya otro país aliado para militarizar con fines de recuperar los recursos naturales".

Las últimas tropas de combate de Estados Unidos abandonaron hoy Irak rumbo a Kuwait, en un momento que el Departamento de Estado norteamericano calificó de "histórico" y que marca el fin de llamada Operación Libertad Iraquí, que comenzó en 2003. Sin embargo, el Departamento de Estado aclaró que la retirada no supone el fin de la misión militar estadounidense en Irak.