•   MÉXICO / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Los relatores para la libertad de expresión de la ONU y la OEA, expresaron su desacuerdo con la decisión de un tribunal venezolano de prohibir a la prensa durante un mes la publicación de contenidos violentos o agresivos, lo que para ambos constituye una medida de censura previa.

“Las relatorías para la libertad de expresión de la OEA y la ONU hacen un llamado urgente a las autoridades venezolanas para que revisen las decisiones adoptadas en contra de los medios de comunicación y restablezcan las garantías plenas para el ejercicio de la libre expresión”, agrega el comunicado conjunto.

Los representantes de la OEA, Catalina Botero, y de la ONU, el guatemalteco Frank La Rue, quienes desde el 9 de agosto y hasta el día 25 visitan México, señalaron que una medida como la prohibición de publicar determinados contenidos “compromete seriamente el derecho a la libertad de expresión” en el país sudamericano.

Flagrante violación
En un comunicado conjunto, señalan que la prohibición de publicar una foto en “El Nacional” de Caracas, en una noticia acerca de la criminalidad en Venezuela, y que se ha extendido a todos los medios impresos del país, es una acción contraria a la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, de 2000, establece en su quinto punto que la censura previa “debe estar prohibida por la ley”.

“Las restricciones en la libre circulación de ideas y opiniones, como así también la imposición arbitraria de información y la creación de obstáculos al libre flujo informativo, violan el derecho a la libertad de expresión”, establece ese mismo principio.

La Convención Americana únicamente permite la censura previa “cuando se trate del control legal de espectáculos públicos, con el objeto de regular el acceso a ellos para la protección moral de la infancia y la adolescencia”.

Los relatores manifiestan su preocupación con la medida y advierten que de mantenerse esta decisión judicial obligará a los medios de comunicación a abstenerse de informar sobre una amplia gama de asuntos de interés público que la sociedad venezolana tiene derecho a conocer.

El Presidente Hugo Chávez dijo que el país exige respeto ante la pornografía que a su juicio publican algunos diarios locales, en medio de la nueva polémica por la prohibición de publicar fotos de violencia o sangre.