Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Guatemala espera continuar con el diálogo para solucionar el añejo diferendo territorial con Belice, luego de que el jueves fuera elegido como nuevo primer ministro el opositor Dean Barrow.

“Confío en que la relación no cambie, ni las posibilidades de solucionar el diferendo territorial. Barrow ha asegurado que las políticas serán las mismas” que su antecesor, Said Musa, dijo a la prensa local el canciller guatemalteco, Haroldo Rodas.

Sin embargo, el ministro guatemalteco comentó que la Organización de los Estados Americanos (OEA) sugirió el año pasado solventar el conflicto en un tribunal internacional, tras siete años de negociación bajo el auspicio del organismo hemisférico.

Los dos países firmaron el 7 de septiembre de 2005 un acuerdo Marco de Negociación y Medidas de Fomento de la Confianza para poner fin al reclamo guatemalteco de más de 11,000 km2, casi la mitad del territorio beliceño, luego de fracasar un primer intento iniciado en 2000.

Belice, pequeño país de América Central con costa al Caribe, fue una colonia británica hasta el 21 de septiembre de 1981, y 12 años después la reconoció Guatemala, pero sin dejar de lado el reclamo.

Barrow, del Partido Democrático Unido, fue ministro de Relaciones Exteriores de Belice entre 1993 y 1998, para luego pasar como líder de la oposición. Ganó la elección el jueves, y al día siguiente tomó posesión como primer ministro.