•   TEGUCIGALPA / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Cientos de policías antimotines de Honduras de-salojaron violentamente ayer viernes, a miles de educadores que bloqueaban el paso en dos avenidas, reclamando un diálogo directo con el Gobierno por haberes impagos, constataron periodistas de la AFP.

En demanda de un diálogo directo con el presidente Porfirio Lobo para que defina el pago de montos adeudados por el Gobierno al Instituto de Jubilaciones, los maestros tomaron los transitados bulevares Fuerzas Armadas y Miraflores al este de la capital, provocando un intenso congestionamiento vehicular.

En determinado momento los policías atacaron con bombas lacrimógenas y palos, haciendo retroceder a los docentes, de los cuales una veintena fue detenida y otros resultaron con lesiones leves.

Los profesores, aglutinados en la Federación de Colegios Magisteriales de Honduras (FOMN) se refugiaron en su “búnker”, la Universidad Pedagógica Nacional (UPN).

Un dirigente de la FOMH, Edwin Oliva, dijo que “ya no hay diálogo” con una comisión que nombró el Gobierno, porque “sólo era dilatorias”.

Otro dirigente, Edgardo Casaña, dijo que ahora también exigen al Gobierno que les devuelva el dinero que dedujo de su salario los días no laborados por estar en paro de labores.

Les deben millones de dólares
El Gobierno y los dirigentes magisteriales que paralizaron labores desde hace dos semanas, lograron hace diez días un acuerdo para solucionar la crisis, motivada por una deuda que el gobierno mantiene con el Instituto de Previsión del Magisterial (Inprema) que administra las pensiones de los maestros.

El primer acuerdo entre las partes es que una auditoría internacional determinará el monto de la deuda, ya que las partes no coinciden al respecto.

El Gobierno se comprometió a pagar 94 millones de dólares para honrar la deuda del Estado con Inprema a más tardar el 31 de diciembre próximo.

Sin embargo, los maestros estiman que el Gobierno adeuda al ente unos 190 millones de dólares, acumulados en los últimos dos años por incumplimiento en el pago de las cuotas que corresponden al Estado como patrono.

Por ello, los maestros no firmaron el acuerdo con la comisión y exigieron a Lobo que los atienda para solucionar la crisis y exigir la separación del Ministro de Educación, su propio ex compañero Alejandro Ventura, peticiones a las que no ha accedido el mandatario.