•   BILBAO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un grupo de unas 150 personas se desnudaron frente al museo Guggenheim de Bilbao, en el País Vasco, para protestar contra las corridas de toros. Con los cuerpos maquillados, los activistas realizaron en el suelo la figura de un toro ensangrentado bajo el lema "Tauromaquia abolición, por los derechos animales".

El acto, convocado por varias organizaciones españolas de defensa de los animales, tiene lugar tres semanas después que el parlamento de la región de Cataluña prohibió las corridas de toros a partir de 2012. Cataluña se convierte así en la segunda región española en prohibir las corridas después de las islas Canarias, donde no se celebran desde 1991.

"En estos momentos en los que Canarias y Cataluña han demostrado que es posible abolir la tauromaquia, las organizaciones por los derechos de los animales estamos redoblando esfuerzos para extender la abolición al resto del estado. No pararemos hasta conseguirlo", anunció en un comunicado la Fundación Equanimal, una de las convocantes. Añadió que "una sociedad con inquietudes éticas no puede seguir permitiendo la existencia de espectáculos profundamente inmorales como la tauromaquia".

La ciudad de Bilbao celebra sus fiestas la semana próxima, la llamada Semana Grande, con una corrida de toros diaria. Por su parte, el partido antitaurino PACMA denunció hoy "las irregularidades y el maltrato" a los toros en los llamados "encierros por el campo" efectuados en la localidad de Galápagos, en la provincia de Guadalajara (centro), donde "se persigue y acosa al toro por el campo con todo tipo de vehículos a motor", explicó. El toro se mata finalmente de un tiro, según PACMA.

El jueves, un toro saltó a las gradas en la plaza de la localidad de Tafalla, Navarra, y dejó unos 30 heridos, el más grave un niño de 10 años. La Asociación Parlamentaria en Defensa de los Animales denunció la presencia de menores en las plazas de toros, según el diario Público.