•   ISLAMABAD  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La comunidad internacional ya donó a Pakistán, país devastado por las inundaciones, casi 500 millones de dólares de ayuda de emergencia, pero esta cifra es aún modesta dadas las necesidades de los millones de damnificados y los futuros costos de reconstrucción.

Las inundaciones provocadas desde hace un mes por las lluvias del monzón devastaron un quinto del territorio del país y dejaron 20 millones de damnificados y 1.500 personas muertas según el gobierno. Pero este balance será "bastante más elevado" una vez que se conozca la magnitud de los daños, advirtió las Naciones Unidas.

La comunidad internacional donó cerca de 500 millones de dólares (unos 400 millones de euros) en ayuda de emergencia, anunció la ONU. Un poco más de la mitad de esta suma, principalmente reunida por Estados Unidos, se donó como respuesta al llamado de Naciones Unidas del 11 de agosto que pedía 460 millones de dólares para fondos de emergencia.

El resto de la suma se reunió gracias a la ayuda bilateral de países donantes -en especial Arabia Saudita con más de 100 millones de dólares- de ONG o de instituciones o compañías privadas.

Estas cifras fueron publicadas anoche por el Financial Tracking Service (FTS), un organismo de Naciones Unidas encargado del seguimiento financiero de la ayuda internacional. Según el FTS, las donaciones que fueron enviadas como respuesta al plan de emergencia de la ONU ascienden a 263 millones de dólares, el 57% del llamado inicial del 11 de agosto.

Estados Unidos fue el mayor donante con 88 millones de dólares, seguido por Gran Bretaña con 34,7 millones de dólares, Australia con 26,6 millones y la Comisión Europea con 18,6 millones de dólares.

Ayuda debe continuar
Según el FTS, además de los 500 millones de dólares ya reunidos, las promesas de donaciones, tanto en el marco del llamado de la ONU como de la ayuda bilateral, se cifran hasta el momento en 325 millones de dólares. "Es muy probable que esta necesidad de financiamiento aumente fuertemente ya que, desde nuestra estimación (del 11 de agosto), el número de personas que necesitan ayuda humanitaria pasó de 6 millones a 8 millones", explicó Maurizio Giuliano, el portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Islamabad.

La ONU debe revisar la suma de su llamado a fondos pasados 30 días de su primer llamado. "Trabajamos en ello", explicó Giuliano, precisando que OCHA ya había revisado al alza su estimación del número de personas sin techo, que pasó de 2 millones a 6 millones en 10 días.

El ministro paquistaní de Relaciones Exteriores, Shah Mehmood Qureshi, expresó que el dinero "está llegando". "Pero es tan sólo el principio" y que "debemos pensar en el costo de la reconstrucción", insistió. Quereshi había estimado en la pérdidas materiales de su países en unos 4.300 millones de dólares, unas cien veces la suma pedida por la ONU. "Debemos continuar. Pakistán tendrá grandes necesidades durante semanas, meses, años", previno ayer Ban Ki-moon.