•   SAN JOSE  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Costa Rica promoverá la convocatoria de una Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) con el fin de que se lleve a cabo, lo más pronto posible, la reincorporación de Honduras a ese foro continental, afirmó hoy la presidenta, Laura Chinchilla.


Chinchilla dijo a periodistas que la petición a favor de Honduras es algo que se trabaja en el concierto de "toda Centroamérica, de forma muy unida y concertada", a pesar de que Nicaragua rechaza el reconocimiento del Gobierno del presidente Porfirio Lobo, quien asumió el poder en enero pasado tras ganar los comicios de noviembre de 2009.

Chinchilla tiene previsto reunirse hoy con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, a quien le planteará la necesidad de tomar acciones para que Honduras normalice su situación ante ese ente.

Insulza se encuentra en Costa Rica en el marco de la VI reunión del Comité de Expertas de la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer.

Por su parte, el secretario general de la OEA manifestó en una rueda de prensa que la situación de Honduras "está bastante más madura y estable", y que, a su criterio "lo mejor sería la reincorporación" de este país al sistema interamericano.

No obstante aclaró que aún hay diferencias en el seno de la OEA, pues algunos países "consideran que aun hay algunas cosas por resolver", aunque evitó dar detalles al respecto.

Honduras fue suspendida del organismo continental el 4 de julio de 2009, una semana después del golpe de Estado contra el entonces presidente, Manuel Zelaya.

Insulza sostuvo que se ha avanzado en el aseguramiento de condiciones para que Zelaya pueda regresar a su país.

Añadió que la situación de respeto a los derechos humanos en Honduras también ha "mejorado", y que éstas son las principales preocupaciones de los Estados miembros de la OEA, por lo que prevé que antes de final de año, el país centroamericano esté reincorporado plenamente.

A finales de julio pasado, Insulza ya se había mostrado optimista sobre el posible regreso de Honduras al organismo interamericano al afirmar que "en unas semanas" los países miembros tomarán una decisión sobre su futuro.

Además, por entonces, el titular de la OEA calificó de "positivo" y "equilibrado" el informe que una comisión de alto nivel elaboró sobre la situación en Honduras, aunque reconoció que no hubo consenso para emitir una recomendación "inmediata" sobre el levantamiento de la suspensión.