Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Ministros de Argentina y Venezuela trabajan en acuerdos para garantizar el suministro de alimentos y la transferencia de tecnología agroalimentaria, informó ayer lunes el canciller venezolano Nicolás Maduro.

El jefe de la diplomacia dijo que Venezuela comprará productos en Argentina “para garantizar la seguridad alimentaria de la familia venezolana, y acuerdos para comenzar a instalar la capacidad de producción” en este país.

Venezuela atraviesa por un período de escasez de alimentos básicos --incluidos leche, azúcar, huevos, carne vacuna y pollo--, que se ha agudizado en el último año y que el gobierno atribuye a los acaparadores, entre otras causas.

Maduro añadió que la demanda de alimentos se incrementó debido al incremento del consumo: “Hay más venezolanos trabajando, con mejor capacidad de consumo, mejor sueldo y con una riqueza mejor distribuida”, explicó.

El ministro argentino de Planificación, Julio De Vido, dijo a su turno que en la reunión de dos días se diseñará “un cronograma de entrega de productos alimenticios en el marco del convenio estratégico general para que el mercado (venezolano) esté suficientemente abastecido”.

El alto funcionario del gobierno de Cristina de Kirchner explicó que “Argentina importa (desde Venezuela) fuertes cantidades de fuel oil en invierno para reemplazar gas para consumo domiciliario, que genera un fondo fiduciario que hasta el momento vino atendiendo demanda de alimentos y otras áreas tecnológicas”.

Con De Vido viajó el secretario de Comercio, Alfredo Chiaradia, mientras por Venezuela se sumaron los ministros de Agricultura, Elías Jaua; de Industria y Comercio, William Contreras, y de Alimentación, Félix Osorio.

Los funcionarios argentinos “nos han traído una oferta de alimentos necesarios para cubrir el déficit que tenemos”, dijo el ministro Jaua.

Los acuerdos contemplan establecer plantas de mecanización agrícola, de procesamiento de alimentos y producción de leche y carne.

La Federación Nacional de Ganaderos reportó que en 2007 la producción de leche en Venezuela fue de 1,200 millones de litros, pero el consumo es el doble: 2,400 millones.

El presidente Hugo Chávez ha amenazado con expropiar a quienes violen la regulación de precios vigente, que los productores señalan como la principal causa del desabastecimiento, en una situación inflacionaria (22.5% en 2007) que obliga a la importación del faltante.

Según la encuestadora Datanálisis, la escasez de productos alimenticios básicos se ubicó entre 20% y 25% en 2007.

El ex ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas, reconoció en diciembre que en algunos rubros la escasez llegó hasta 60%.