•   HERAT  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un policía afgano mató a tiros a tres españoles -dos guardias civiles y un intérprete- durante un curso de formación en una base de la OTAN en Afganistán antes de morir a manos de las fuerzas de seguridad, lo que desencadenó enfurecidas protestas contra las tropas españolas.

Los guardias, miembros de una misión de la OTAN de formación de la policía afgana en la base española de Qalaw-i-Naw, en la provincia de Badghis (noroeste), "se encontraban impartiendo una clase a la policía afgana", explicó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en conferencia de prensa. "En una clase, uno de los alumnos ha tiroteado al parecer a los dos guardias civiles y al intérprete, que era también de nacionalidad española, y ha matado a los tres", declaró Rubalcaba a la radio Cadena SER. "A su vez, las fuerzas de seguridad han repelido el ataque, han disparado contra el presunto asesino y lo han matado", prosiguió el ministro.

Su ministerio indicó que los fallecidos son el capitán José María Galera y el alférez Abraham Leoncio Bravo, ambos de 33 años, miembros de una misión de adiestramiento de la OTAN para el entrenamiento y formación de la policía afgana, según el ministerio. El intérprete, por su parte, era un "español de origen iraní".

Centenares de afganos enfurecidos por la muerte del agente trataron de ingresar en la base, pero fueron dispersados, en incidentes que dejaron al menos 25 heridos, indicaron fuentes médicas. "Tenemos 25 ingresados en los hospitales. Algunos heridos de bala y otros a pedradas o palazos", señaló por su lado Abdul Aziz Tareq, jefe de los servicios de salud prública de la provincia.

Piedras contra la base militar
La policía afgana, el ejército y las fuerzas españolas "dispersaron" a la multitud que arrojaba piedras contra la base militar, precisó Abdul Rauf Ahmadi, jefe de la policía en el noroeste de Afganistán, quien indicó sin embargo que había solo tres jóvenes heridos. La televisión mostró a centenares de hombres enturbanados arrojando piedras contra la entrada de la base.

España tiene un contingente de cerca de 1.270 militares en Afganistán, desplegados en el oeste del país, en el marco de la misión de la ISAF (dirigida por la OTAN9, que cuenta con un total de 141.000 efectivos. Entre ellos hay 37 miembros de la Guardia Civil, que cumplen funciones de policía.

El comando de la OTAN confirmó el incidente en la base y la muerte de dos militares, de un civil y de un policía afgano. "La causa del tiroteo no está clara por el momento", destacó un comunicado. La versión de Ahmadi coincide con la española. "Hubo una disputa entre los españoles y el policía afgano durante un entrenamiento. El policía abrió fuego y mató a los tres españoles", declaró el jefe policial.

Con el deceso de los dos guardias civiles españoles, ascienden a 462 el número de soldados extranjeros (entre ellos 297 estadounidenses) que murieron en operaciones militares desde comienzos de este año, en comparación con 520 en 2009, según un balance establecido a partir del sitio independiente icasualties.org.

Una coalición internacional liderada por Estados invadió Afganistán a fines de 2001, para derrocar al régimen de los talibanes. Los islamistas se replegaron a zonas montañosas, y en los últimos años intensificaron sus ataques.