•  |
  •  |
  • END

Muere obispo colombiano que trabajó por la paz
BOGOTÁ / EFE
El obispo colombiano Jaime Prieto Amaya, que representó a la Iglesia católica en diálogos de paz con grupos rebeldes y animó la hermandad entre las comunidades de la frontera de su país con Venezuela, murió en Bogotá víctima de una “dolorosa enfermedad”, informaron ayer fuentes eclesiásticas. Prieto, que tenía a su cargo la diócesis de la ciudad limítrofe de Cúcuta, falleció el miércoles por la noche en la capital colombiana, a la que se había trasladado por motivos médicos. La Conferencia Episcopal de Colombia, CEC, indicó en un comunicado que el obispo, de 69 años, falleció “luego de padecer una dolorosa enfermedad”. El jerarca católico dio preferencia en su trabajo pastoral a “los más pobres y desprotegidos”, subrayó la CEC, que resaltó su trayectoria desde su ordenación sacerdotal, celebrada en agosto de 1965 en la diócesis de Facatativá, localidad cercana a Bogotá.

53 muertos en atentados con 14 coches bomba en Irak
BAGDAD /AFP
Los insurgentes hicieron una demostración de fuerza, menos de una semana antes del fin de la misión de combate del Ejército estadounidense, haciendo estallar 14 coches bombas en diferentes ciudades de Irak que causaron la muerte de 53 personas, en su mayoría policías. Esta serie de atentados, que recuerda los momentos de mayor intensidad de la insurrección en 2006 y 2007, podría parecer contradictoria con ciertas afirmaciones de las autoridades estadounidenses, para quienes las fuerzas iraquíes son capaces de garantizar la seguridad del país. Las explosiones de unos 14 coches bomba en 10 ciudades diferentes de Irak causaron la muerte de por lo menos 53 personas, principalmente policías, e hirieron a unas 280 más.

Sacerdote con dos amantes dimite tras denuncia de una de ellas
BOGOTÁ /EFE
Un sacerdote colombiano con 73 años y dos amantes renunció al cargo de párroco de un templo de Cali tras ser puesto al descubierto por una de las mujeres, informaron ayer jueves las autoridades eclesiásticas locales. El arzobispo coadjutor de la Arquidiócesis de Cali (sureste), Darío de Jesús Monsalve, dijo en declaraciones por teléfono a EFE que Rodrigo Carvajal Vargas, el prelado en cuestión, dimitió en un mensaje que le envió a su despacho. Carvajal ejercía como párroco de la Iglesia de La Merced, situada en las cercanías de la Curia Arquidiocesana, ambas en el casco histórico de Cali, que es la capital departamental del Valle del Cauca (suroeste).

“Su renuncia le fue aceptada”, notificó Monsalve, quien calificó como doloroso el caso de Carvajal, quien desde hace veinte años convivía con una mujer separada, sin que nadie se hubiera percatado de ello. Además, llevaba desde hace tres años una relación paralela con otra mujer, del mismo modo separada, quien hizo pública, ante medios periodísticos de Cali, la vida marital del sacerdote.