•   CIUDAD VICTORIA, MÉXICO / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

La explosión de dos coches bombas en la madrugada de ayer viernes en Ciudad Victoria -estado de Tamaulipas-, uno cerca de Televisa, acrecentó el clima de temor en el noreste de México, después de la masacre de 72 emigrantes, 31 de los cuales ya fueron identificados, y la desaparición de al menos un policía.

El ataque ocurrido en Ciudad Victoria, capital estatal, dejó fuera del aire en la región al canal Televisa, principal cadena de televisión de México, aunque no provocó víctimas, informó el mismo canal.

El ataque se produjo en medio del fuerte despliegue de seguridad establecido en Tamaulipas tras revelarse la masacre de los migrantes. Retenes militares se mantenían este viernes en las principales ciudades y carreteras del estado.

Como consecuencia de la explosión, “afortunadamente ninguno de nuestros compañeros resultó herido”, dijo el presentador de noticias Carlos Loret de Mola al iniciar el telediario matutino.

Una fuente del canal dijo a la AFP en Ciudad de México que la explosión dañó las instalaciones de la estación, que se mantiene fuera del aire en la zona. Ninguna organización se atribuyó el ataque hasta el momento, el tercero contra Televisa en el noreste de México en menos de 10 días, según Reporteros Sin Fronteras, que pidió esclarecer si hay relación entre la cobertura de la masacre y el coche bomba.

Tamaulipas, uno de los seis estados mexicanos fronterizos con Estados Unidos, es centro de una disputa entre el cartel de drogas del Golfo y sus antiguos lugartenientes de Los Zetas.