•   SANTIAGO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La máquina que perforará el ducto para el operativo de rescate de los 33 mineros atrapados en un yacimiento en el norte de Chile se pondrá en marcha la madrugada del lunes, y tardará entre tres y cuatro meses en llegar hasta ellos, declaró una fuente oficial.

"Se está instalando (la perforadora). Estamos haciendo un refuerzo y pretendemos el día lunes en la madrugada partir con esta máquina", dijo el ingeniero a cargo de las labores, André Sougarret, quien precisó que el nuevo ducto bajará a 702 metros en línea recta.

Paralelamente, el ministro de Minería Laurence Golborne explicó que la tercera sonda que llegó hasta el taller de la mina será ampliada de 10,2 a 30,5 centímetros de ancho para poder enviar objetos de mayor tamaño. Más adelante se evaluará si es posible volver a ampliarla para poder realizar el rescate a través de este ducto ensanchado.

"En el tercer sondaje se va a iniciar un ensanche que nos va a permitir enviar bienes de mayor tamaño y nos dará información para eventuales posibilidades de un rescate (con una ampliación mayor) si eso funcionara bien", dijo Golborne.

El ministro de minería añadió que "técnicamente no es posible un rescate en 30 días", en alusión a las versiones de la prensa local que este sábado afirmaron la posibilidad de un rescate en el próximo mes.

Con el objetivo de mantener entretenidos y en buen estado de ánimo a los mineros, Golborne explicó que les permitirán que hablen con sus familias y les enviarán a través de la sonda equipos de música, juegos y ropa.

"El domingo habrá una comunicación de un familiar por minero para que tengan la posibilidad de hablar al menos un minuto y tener un contacto personal",

El ministro mostró a la prensa una serie de productos que también serán enviados en los próximos días: aparatos de audio mp3 con parlantes y un proyector compacto para videos -que tendrá grabados partidos de fútbol-, juegos de dados, ropa técnica de deporte y calcetines hechos con hilos de cobre, que tienen efecto bactericida.

Además recibirán camas plegables de campaña, que caben por la sonda, para que puedan dormir con mayor comodidad.

El domingo pasado una sonda llegó hasta los 700 metros de profundidad donde se encontraban los mineros tras 17 días de encierro, y gracias a un mensaje que ellos mismos hicieron llegar al exterior se pudo saber que estaban todos vivos.

Los mineros llevan 23 días en el interior del cerro, en la mina San José, 800 kilómetros al norte de Santiago.