•   CARACAS / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Opositores venezolanos marcharon ayer pacíficamente por el este de Caracas en contra de la inseguridad, en el marco de la campaña para las elecciones parlamentarias convocadas el próximo 26 de septiembre.

Bajo el lema “por la paz y por la vida”, el opositor Frente Nacional de Mujeres convocó la movilización, que comenzó en la céntrica Plaza Venezuela y culminó en la zona de Boleíta, en el municipio de Sucre, gobernado por el alcalde opositor Carlos Ocariz.

La inseguridad, que cobró la vida de 19.133 personas en 2009, según un informe gubernamental filtrado a la prensa la semana pasada, centra la campaña de la oposición de cara a las elecciones de los integrantes de la Asamblea Nacional (AN-Parlamento), de 167 miembros, dominada por el oficialismo, debido a que la oposición se retiró de los comicios de 2005.

Delza Solórzano, candidata al Parlamento Latinoamericano, afirmó que la marcha de este sábado en Caracas fue convocada por las mujeres porque son las que sienten “de modo más directo la inseguridad” en Venezuela, que registra una tasa de homicidios de 75 por cada 100.000 habitantes, una de las mayores del mundo, de acuerdo con las cifras oficiales filtradas a la prensa.

“Cada vez que una madre en Venezuela entierra un hijo nos duele a todas”, declaró Solórzano, por lo que resaltó la necesidad de que la oposición regrese al Parlamento unicameral para legislar en materia de seguridad.

La dirigente del partido Primero Justicia (PJ-liberal) Mary Ponte dijo que una de las propuestas opositoras en la Asamblea que se renovará en septiembre próximo será que el Estado ofrezca “un resarcimiento económico” a los familiares de las víctimas de la violencia.

Estado incapaz
Los deudos padecen de una “merma en su emocionalidad, en su capacidad de producción” para la sociedad, y “ya que el Estado es incapaz de proporcionarles la garantía del derecho a la vida” estaría obligado a darles un “resarcimiento económico”, argumentó.

El candidato por el circuito tres de Caracas Richard Blanco reiteró, por su parte, la necesidad de que la nueva Asamblea apruebe “con carácter de emergencia una Ley Desarme” que incluya, por ejemplo, el intercambio de armamento en manos de civiles por becas de estudio.

“Se trata de que cuando aprobemos con emergencia la Ley Desarme, podamos conformar un equipo donde estén representantes de todos los sectores de la sociedad, que apliquemos dispositivos policiales que permitan sacarle el arma al delincuente que está operando bajo la mirada complaciente de los actuales gobernantes”, declaró Blanco.