•   KABUL / AGENCIAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Militantes talibanes atacaron ayer dos bases de la OTAN en el este de Afganistán, donde al menos 24 insurgentes murieron y varios más fueron capturados cuando las fuerzas de la coalición rechazaron esta ofensiva, anunció la Alianza Atlántica.

Un comunicado de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) indicó que sus tropas habían “rechazado dos ataques fallidos contra bases en la provincia de Jost”, después de que fueran objeto de “disparos indirectos y de armas pequeñas”.

Los talibanes atacaron las bases operativas avanzadas de Salero y Campo Chapman, añadió la ISAF, precisando que “la mayoría de los asaltantes resultaron muertos en el exterior de las bases, pero dos insurgentes lograron romper el perímetro de seguridad y penetrar en el interior de la base de Salerno”.

Muere gran parte de los insurgentes
Quince insurgentes resultaron muertos cerca de Salerno, seis cerca de Chapman y tres --entre ellos un comandante-- durante un bombardeo aéreo cuando se retiraban a bordo de un vehículo, según la ISAF.

El jefe de la Policía local, Abdul Hakim Is’haqzai, dijo que este ataque fue frustrado después de que los rebeldes atacaron primero la base de operaciones avanzadas Salerno, antes de retirarse para ocupar un liceo en la ciudad de Jost, la capital de la provincia, y atacar la segunda base de Chapman.