•  |
  •  |
  • END

Palin anima en Washington a “restaurar América”

WASHINGTON / EFE
La ex candidata republicana a la vicepresidencia de EU, Sarah Palin, instó ayer a miles de seguidores en un polémico mitin en Washington a “restaurar el honor” de la nación” en un discurso de abundante patriotismo. Palin, que fue presentada por el organizador de la manifestación, Glenn Beck, no como una “política” sino como “la madre de un soldado”, dijo que “el país está en peligro” y apeló al ejemplo de “héroes” como soldados de los que contó sus historias como prisioneros. “Me han pedido que hable como la madre de un soldado y estoy orgullosa de esa distinción. Decid lo que queráis de mí, pero he criado a un combatiente y no podéis quitarme eso”, dijo entre aplausos.

Desertores de las FARC entregan arsenal de guerra en Colombia
BOGOTÁ / EFE
Un supuesto cabecilla y tres rebeldes más desertaron de un frente de las FARC en el noroeste de Colombia y condujeron a las autoridades hasta cuatro escondites en los que almacenaban un arsenal de guerra, informaron portavoces castrenses de Medellín. Los desmovilizados son un hombre y tres mujeres que llevaban de siete a quince años en las filas guerrilleras, precisó la Cuarta Brigada del Ejército Nacional, que los identificó con los alias de “La Pájara”, “Maritza”, “Solanyi” y “Román”. La unidad militar destacó en un comunicado que “Román” era cabecilla de comisión logística del noveno frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, reducto al que también pertenecían las mujeres. Por esa condición, el guerrillero “era un blanco de alto interés para las fuerzas del orden”, agregó la fuente, que indicó que los insurgentes suministraron a las tropas información sobre cuatro escondites de armas, municiones, explosivos y otros pertrechos. Los depósitos clandestinos estaban situados en las zonas rurales de Caracolí, San Carlos y Puerto Nare, localidades en el departamento de Antioquia, del que Medellín es capital.

Irán acusa a empresa sueca de cosméticos de amenazar seguridad
TEHERAN / AFP
El ministro de Inteligencia de Irán, Heydar Moslehi, acusó a la empresa sueca de cosméticos Oriflame de querer perjudicar la seguridad de la República islámica, informó la televisión estatal en su sitio internet. “Oriflame intentaba combatir el sistema (iraní). La compañía actuaba sin motivos económicos”, dijo Moslehi a los periodistas en el mausoleo del imán Jomenei en Teherán. “La evidencia (recogida) nos permitió ver que las agencias de inteligencia arrogantes (extranjeras) intentaban crear problemas de seguridad para el país a través de esta compañía”, afirmó el ministro. Las autoridades iraníes cerraron el pasado 22 de agosto las oficinas de Oriflame en Teherán y arrestaron a cinco de sus empleados. Moslehi acusó en días pasados a firmas como Oriflame de estar sustentadas por agencias de espionaje. “Estas compañías operan con ayuda exterior y sus actividades no son económicas. Están guiadas por agencias de espías”, afirmó.