•   TEGUCIGALPA Y GUATEMALA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El fenómeno climatológico "La niña" está causando estragos en toda la región centroamericana. Las intensas lluvias han provocado severas inundaciones, trayendo consigo deslaves que han sepultado a familias enteras. A medida que pasa el tiempo incrementa el número de damnificados y de muertes, y las constantes precipitaciones parecen no acabar.

Cinco muertos en Honduras
Cinco personas murieron la madrugada de hoy en la capital hondureña y diez resultados heridas al caer enormes rocas sobre seis viviendas producto de las lluvias, informaron los bomberos.

El portavoz de los bomberos, Oscar Triminio, relató que en la colonia 14 de Enero, noroeste de la ciudad de Tegucigalpa, "enormes rocas que se desprendieron de la parte alta de un cerro cayeron sobre seis viviendas en una parte baja y sepultaron a quince personas". Los socorristas sacaron cinco cadáveres y a cinco heridos, que fueron llevados al hospital.

En la misma zona del noroeste de la capital pero en la colonia 21 de Febrero los bomberos evacuaron 1.600 personas de 250 viviendas que se inundaron a desbordarse una quebrada a causa de las incesantes lluvias que no paran todas las tarde en la capital y otras zonas del país.

Las autoridades se manifestaron preocupadas porque la lluvia, que ha caído en el presente invierno que comenzó en mayo y finalizará en noviembre, tiene saturado el suelo y colmados los lechos de los ríos y quebradas, que se desbordan con facilidad.

Mil personas colocadas en albergues y se harán más evacuaciones

En la capital, de un millón de habitantes y donde 300.000 viven en zonas de riesgo por derrumbes y crecientes de ríos y quebradas, han sido albergadas cerca de 1.000 personas durante las últimas dos semanas.

El presidente Porfirio Lobo advirtió que los técnicos consideran la posibilidad de practicar "descargas controladas" en El Cajón (de 90 km2), la principal represa hidroeléctrica del país, situada a 170 km al norte de la capital. Las descargas implicarán aumentar el caudal de los ríos que bañan el productivo valle de Sula que están al límite de desbordarse, por lo que tendrían que evacuar a miles de personas de las riberas.

Lluvias destrozan red vial
La saturación del suelo provoca deslaves en varias zonas del país, que a su vez causan aludes sobre las carreteras y socavan las bases de puentes con el consiguiente peligro.

El ministro de Obras Públicas y Transporte, Miguel Pastor, detalló que una falla cortó el paso de la carretera del sur que comunica a la capital con las fronteras con Nicaragua y El Salvador y en Santa Bárbara otra fisura en la vía impedía el paso hacia las fronteras con Guatemala y El Salvador, por el noroeste.

"También hay derrumbes en la carretera de Tegucigalpa a Danlí, al igual que a la altura de Las Manos en la frontera con Nicaragua y está cerrado el paso en un puente en Choluteca (sur)", añadió el ministro.Prometió que cuadrillas de Obras Públicas "trabajan día y noche, en doble esfuerzo" para habilitar los pasos.

Niños principales afectados en Guatemala
Dos menores fallecieron la tarde del sábado en un poblado al norte de la capital guatemalteca con lo que aumentaron a seis los fallecidos desde el pasado martes a causa de las fuertes lluvias, que afectan el país desde hace una semana, reportaron fuentes oficiales.

Los menores, de 12 y 17 años, murieron enterrados por un alud que cayó sobre su vivienda, en la comunidad de Secab, Senahú, Alta Verapaz, ubicada a unos 325 km al norte de la ciudad guatemalteca, informó una vocero de la policía del lugar. La víspera también falleció un menor de 12 años al ser arrastrado por la crecida de un río en la aldea Valle Lindo, en el departamento de Jutiapa, queda a unos 75 km al noreste de la capital guatemalteca.

Con la muerte de los tres menores, suman seis las víctimas mortales esta semana, pues tres niñas fallecieron el martes a causa de un deslizamiento originado por las lluvias en el oeste del país.

Más de 20 mil afectados y 185 muertos
Datos de la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) indican que las lluvias de los últimos días han dejado más de 800 personas afectadas y 83 viviendas dañadas, en nueve de los 22 departamentos que confirman este país.

Además, varios poblados continúan incomunicados por derrumbes que han cerrado carreteras, como el paradisíaco poblado de Panajachel (oeste), mientras que el departamento de El Quiché está aislado al norte con otras comunidades por el colapso de un puente.

El portavoz de la Conred comentó que en total más de 20.000 guatemaltecos han sido afectados en la última semana por las torrenciales lluvias. El invierno, que empieza en mayo y termina en noviembre, ha dejado unos 185 muertos, la gran mayoría a causa de la tormenta Agatha a finales de mayo, que también dejó medio millón de afectados y pérdidas por unos 1.000 millones de dólares.

Hasta el momento más de 3.500 personas siguen albergadas en 55 centros o salones que se han habilitado desde que se inició la época de lluvias en este país.