•   MÉXICO  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El joven ecuatoriano que sobrevivió a la masacre de 72 inmigrantes ocurrida en el estado de Tamaulipas, nordeste del país, "salió de México ayer", confirmó hoy una fuente gubernamental.

La fuente explicó que el joven, cuya identidad se conoce, sólo por informaciones provenientes desde Ecuador, fue repatriado anoche hacia su país tras recibir el alta médica del hospital de la Marina donde permaneció ingresado a causa de las heridas de bala que le infligieron los autores de la matanza.

En un comunicado conjunto las Secretarías (ministerios) de Relaciones Exteriores y Gobernación (Interior) explicaron que un avión "de la Fuerza Aérea Ecuatoriana" fue el encargado de concretar anoche la repatriación en el hangar de la Secretaría de Marina en la Ciudad de México.

Al lugar asistieron autoridades mexicanas, encabezadas por el secretario de Gobernación, José Francisco Blake, y de Ecuador, al frente de las cuales estuvo el ministro coordinador de Seguridad Interna y Externa, Miguel Carvajal.

México se solidariza con Ecuador
El ministro mexicano, "en representación del Gobierno de la República, se solidarizó con el de Ecuador por los hechos lamentables y reiteró el compromiso del Estado mexicano con el esclarecimiento de los hechos", agregó el comunicado. Además "enfatizó que existe plena voluntad" de los presidentes de ambos países "en trabajar de manera estrecha y coordinada en la definición de políticas migratorias, en la defensa a los derechos humanos y en el combate a la criminalidad que afecta a los migrantes de todas las nacionalidades en su camino a EU".

El joven, llamado Luis Freddy Lala Pomavilla, según informaciones ecuatorianas, escapó del rancho donde ocurrió la matanza y el 23 de agosto logró contactar con personal de la Marina, a quienes reveló detalles de la masacre. Al día siguiente, personal de la Armada de México llegó al rancho localizado en el municipio de San Fernando, en el estado de Tamaulipas, se enfrentó con presuntos sicarios y capturó a uno de ellos, un menor.

Posteriormente hallaron los cadáveres de 72 inmigrantes que habían sido capturados por sicarios al servicio de la organización criminal de Los Zetas, según el testimonio del único superviviente de la masacre.

Las autoridades de Brasil, Ecuador, El Salvador, Guatemala y Honduras informaron en los últimos días de los avances en la identificación de los inmigrantes asesinados. La cifra de víctimas ya reconocidas se eleva a 40.

De acuerdo con los últimos reportes emitidos hoy por fuentes oficiales, hay 15 hondureños, 13 salvadoreños, 5 guatemaltecos, 6 ecuatorianos y un brasileño.