•  |
  •  |
  • END

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) suministrará alimentación gratuita durante tres meses a unas 27,000 familias damnificadas por lluvias e inundaciones en Bolivia, a un costo de cinco millones de dólares, informaron ayer martes fuentes del organismo.

Por el momento, el PMA proporciona asistencia alimentaria a unas 11,000 personas, informó su representante en Bolivia, Vitória Ginja.

“Estamos hablando de 27 mil familias, para ese efecto necesitamos de cinco millones de dólares, para poder responder a las necesidades inmediatas alimentarias para los meses de febrero, marzo y abril de este año”, abundó la funcionaria.

Ginja dijo que Francia, Alemania y Suecia comprometieron asistencia financiera para socorrer a los miles de damnificados que, según estimaciones oficiales, superan los 45,000 en todo el país.

Ante la emergencia y la gravedad de las inundaciones, atribuidas al fenómeno natural de La Niña, el gobierno decretó ayer martes estado de desastre nacional.

Necesitan dos millones de dólares a lo inmediato
“Estamos solicitando un volumen de cerca de dos millones de dólares para poder responder las necesidades inmediatas, hasta abril, y esperamos en cualquier momento recibir la respuesta por parte de la sede de la oficina de la gobernaduría humanitaria para las emergencias”, anunció Ginja.

En coordinación con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Ministerio de Desarrollo Rural de Bolivia, el PMA encarará en fecha no determinada la evaluación de los desastres y determinará los alcances de la reconstrucción y rehabilitación de las regiones afectadas.

La oficina de Defensa Civil informó que las inundaciones que comenzaron en noviembre provocaron hasta el momento 51 muertos, cuatro desaparecidos y 47,117 familias afectadas.