•   ASUNCIÓN / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Una de las tres pruebas de filiación realizadas hace ocho días al presidente de Paraguay, el ex obispo Fernando Lugo, para saber si es el padre de un niño de tres años dio negativo, informó ayer la abogada de la demandante.

Rocío Ramírez, abogada de Hortensia Morán, una de las tres mujeres que asegura haber tenido hijo con Lugo, dijo a los periodistas que se ha dado por notificada del primer resultado en el Juzgado de la Niñez y la Adolescencia.

La primera prueba fue procesada en el Laboratorio Curie, y falta por conocerse el dictamen de las otras dos, a cargo de Bio Diagnóstica y Meyer Lab, que cotejarán los resultados con muestras enviadas a Brasil y Estados Unidos, respectivamente.

Estos laboratorios anunciaron que los resultados no se conocerán en no menos de 30 días, a partir de la extracción de sangre realizada al jefe de Estado el 24 de agosto pasado.

“Nos llama mucho la atención por la forma y el tiempo en que este laboratorio baja los resultados. Este resultado aparece en una hoja suelta directamente en el expediente, hay muchas cosas que no me cuadran”, afirmó Morán en declaraciones a emisoras de radio. “Mi actitud ante este resultado es esperar los otros dos más, y después obrar en consecuencia”, aseveró.

El mandatario pasó por la primera prueba de ADN, luego de varios incidentes procesales y del archivo de la anterior demanda de la misma mujer el pasado mayo, por orden de un juez de J. Augusto Saldívar, municipio vecino a Capiatá.

Era correligionaria
Morán, de 40 años y directora de una guardería social, le atribuye a Lugo una relación íntima durante la pasada campaña electoral, en la época en que integraba uno de los grupos de izquierda que apoyó la candidatura del ex prelado.

En la misma semana en que al gobernante le extrajeron la muestra de sangre, otra mujer que había exigido por la vía judicial otra prueba, Benigna Leguizamón, de 27 años, amenazó con reactivar el caso, tras denunciar que el gobernante no cumplió sus promesas luego de desistir de la primera demanda, en diciembre de 2009.

Leguizamón, de escasos recursos, y que reside en Ciudad del Este, a 330 kilómetros de Asunción, había relatado una historia de seducción en la época en que hacía labores de limpieza en el Obispado de San Pedro, la región más pobre del país.

Según ella, fruto de esa relación nació un niño, el 9 de septiembre de 2002. La mujer denunció demoras en la titulación de la vivienda a la que pasó a residir tras retirar la demanda.

Los escándalos de paternidad estremecieron a Lugo en abril de 2009, en coincidencia con el primer aniversario de su triunfo electoral al frente de una coalición de amplia base ideológica, que puso fin a una hegemonía de 61 años en el poder del Partido Colorado (Conservador).

El primer caso fue el de Viviana Carrillo, de 25 años y madre de Guillermo Armindo, de tres años, que el 13 de abril fue reconocido públicamente por Lugo como hijo suyo.