•   WASHINGTON /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno federal estadounidense anunció ayer jueves una demanda contra un sheriff del estado de Arizona (suroeste), Joe Arpaio, por no colaborar en una investigación sobre supuestas discriminaciones contra inmigrantes ilegales.

Arpaio, sheriff del condado de Maricopa en Arizona, de 78 años de edad, es conocido desde hace años por sus masivas redadas en plena calle contra indocumentados, y sus actuaciones son criticadas por organizaciones de derechos civiles.

El Departamento de Justicia abrió la investigación en marzo del año pasado, y desde entonces reclamó a la oficina del sheriff acceso a sus oficinas, documentación y personal.

“El Departamento presentó la demanda después de agotar todas las vías... posibles para acceder a los documentos y a las instalaciones” a cargo del sheriff, explicó el comunicado oficial.

El gobierno apela a la Ley de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe la discriminación por cualquier organismo público en el país que recibe fondos federales.

“Las acciones de la oficina del sheriff de Maricopa no tienen precedentes, y es lamentable que el Departamento haya sido forzado a recurrir a un caso legal para acceder a documentos e instalaciones públicas”, dijo Thomas E. Perez, Asistente Fiscal General de Justicia de la División de Derechos Civiles, citado en el texto.

La presunta falta de cooperación de Arpaio, reelegido en su cargo desde 1992, es un caso “extremadamente atípico”, sin precedentes en los últimos 30 años, según el Departamento de Justicia.