•  |
  •  |
  • END

Uno de los principales dirigentes del Hezbolá, Imad Mughnieh, acusado de varios atentados contra objetivos estadounidenses e israelíes, entre ellos dos en Buenos Aires en 1992 y 1994, murió en un atentado en Siria, anunció ayer miércoles el movimiento chiíta libanés, que atribuyó el hecho a Israel.

“Un gran yihadista de la resistencia islámica en Líbano se unió a los grandes mártires (...) El líder Imad Mughnieh murió como mártir asesinado por los israelíes sionistas”, anunció el Hezbolá en un comunicado.

Mughnieh, uno de los fundadores en 1983 de la Resistencia Islámica, el brazo armado del Hezbolá contra Israel, que en aquella época ocupaba el sur del Líbano, “fue blanco de los sionistas durante 20 años”, afirmó el movimiento.

Según un responsable del Hezbolá, Mughnieh, con una edad que rondaba los 50 años, murió en la explosión de un coche bomba en Damasco el martes.

Israel niega implicación en asesinato.

“Israel rechaza los intentos de organizaciones terroristas de atribuirle alguna implicación en este asunto. No tenemos nada que agregar”, declaró la oficina del primer ministro Ehud Olmert en un comunicado.

Mughnieh era buscado por su presunta participación en varios atentados, incluido un ataque con bomba contra la Embajada de Israel en Buenos Aires, en 1992, que dejó 29 muertos, y el ataque contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) que causó 85 muertos y cerca de 300 heridos en 1994.

También era sospechoso de implicación en el secuestro de rehenes occidentales en Líbano, durante la guerra civil libanesa de 1975 a 1990.

Los servicios de inteligencia occidentales sospechaban que Mughnieh trabajaba directamente para la inteligencia iraní, y figuraba en la lista de presuntos terroristas más buscados por el Departamento de Estado norteamericano.

Los vecinos de su pueblo natal de Tair Debba, a unos 5 km al este de la ciudad costera libanesa de Tiro, se reunieron ayer miércoles en las calles para escuchar las informaciones de radio y televisión sobre su muerte.

“Oímos que lo mataron en un atentado con coche bomba en Siria”, declaró a la AFP el alcalde de la localidad, Husein Saad. Saad precisó que los hermanos de Mughnieh, Yihad y Fuad, también murieron en atentados con bomba en Líbano en 1984 y 1995 respectivamente.

El Hezbolá anunció que el funeral de su dirigente asesinado se celebrará hoy jueves.

La televisión estatal siria confirmó que una persona murió en la explosión de un automóvil el martes pero no identificó a la víctima.

Testigos en Damasco declararon a la AFP que el vehículo hizo explosión en un aparcamiento del nuevo barrio residencial de Kfar Suseh hacia las 23H00 (21H00 GMT).

La parte trasera del vehículo, un Mitsubishi Pajero, fue completamente destruida por la fuerza de la explosión, según un fotógrafo de la AFP.

La muerte de Mughnieh tiene lugar en un momento en que Líbano se encuentra sumido en su peor crisis política desde el final de la guerra civil.

El país está sin presidente desde noviembre, cuando terminó el mandato el prosirio Emile Lahud, sin tener a un sucesor debido a un bloqueo político entre el gobierno prooccidental y la oposición encabezada por el Hezbolá.

El país está también en ascuas en vísperas de una manifestación masiva convocada por el gobierno para el jueves en conmemoración del tercer aniversario del asesinato del ex primer ministro Rafiq Hariri.