• VERACRUZ, MÉXICO / EFE |
  • |
  • |
  • END

El número de fallecidos en el estado mexicano de Veracruz tras el paso del huracán “Karl”, que impactó el pasado viernes el Golfo de México, se elevó en las últimas horas a doce, afirmaron ayer autoridades locales.

El Gobierno de Veracruz, que estima en 500.000 el número total de damnificados, suspendió ayer por un día las actividades escolares en 22 municipios del estado, los más afectados por las inundaciones que dejó “Karl”, un meteoro que desbordó siete ríos de la zona costera central veracruzana.

Desde que inició la emergencia meteorológica por las lluvias de “Karl”, que impactó el este de México con categoría tres en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, han sido evacuados de sus viviendas en Veracruz un total de 40.000 personas, principalmente de la zona turística de Veracruz y Boca del Río.

Los ríos Jamapa, La Antigua, Cotaxtla, Chiquito, Seco, Tizapa, Bobos y los canales de desagüe La Zamorana y Jiménez Sur se salieron de su cauce e inundaron varias comunidades.

Ante el desastre, la Secretaría de Gobernación (Interior) declaró emergencia en 62 municipios de Veracruz, con lo cual esas localidades podrán acceder a los recursos del Fondo de Desastres Naturales, Fonden.

En total, suman ya 114 los municipios declarados en emergencia, una lista de la que sin embargo fueron excluidos los municipios de Veracruz, Cotaxtla, Medellín y Jamapa, golpeados por las lluvias.

Doce muertos
La cifra de muertos, seis mujeres, tres hombres y dos niños, casi se duplicó en las últimas 24 horas, la mayoría a causa de avenidas súbitas de agua con lodo, piedras y palos, las cuales arrasan con viviendas completas.

La policía local indicó que además hay siete personas desaparecidas. Dos personas fallecieron en el municipio de Carrillo Puerto, dos más en Tlaltetela, cuatro en Cotaxtla, otros dos en la zona turística de Veracruz-Boca del Río, y una en La Antigua.

“Karl” era una tormenta tropical que, después de atravesar la península del Yucatán, se convirtió rápidamente en un huracán categoría tres sobre las aguas calientes del Golfo de México.

El meteoro impactó el territorio mexicano a unos 15 kilómetros de Veracruz, un importante puerto comercial y turístico, pero después perdió fuerza y se disipó un día después sobre el centro del país.