• BOGOTÁ/COLOMBIA |
  • |
  • |
  • EFE

El canciller ecuatoriano, Rafael Patiño, aseguró hoy que por "dificultades técnicas" su país sigue sin acceder a la información de los computadores del abatido jefe de las FARC "Raúl Reyes" y reiteró que tienen muchas reservas sobre la veracidad de esos datos.

En declaraciones desde Nueva York a la emisora colombiana La W, Patiño indicó que esperan "posibilidades reales de leer" esos documentos, pese a la información que les entregó Colombia en agosto pasado.

"Nosotros sabemos que sobre esos computadores no hubo una cadena de custodia adecuada como para saber que fueron o no manipulados, y por tanto nosotros tenemos muchas reservas de lo que allí se dice", señaló.

Ordenadores manchan imagen de Ecuador
A su juicio, esos ordenadores se utilizaron para "hacerle daño a la imagen internacional de Ecuador" y por eso exigió conocer el contenido, pese a las reservas. No le creemos pero sí quisiéramos saber qué dicen para tener un contexto global", añadió el ministro.

El Ejército colombiano se incautó de esos computadores el 1 de marzo de 2008, cuando bombardeó un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en territorio ecuatoriano y acabó con la vida de 26 personas, entre ellas el portavoz internacional y entonces número dos del grupo guerrillero Luis Edgar Devia, alias "Raúl Reyes", un ecuatoriano y cuatro mexicanos.

Patiño expresó además que hay sospechas de que en ese bombardeo, que supuso la ruptura de relaciones entre las dos naciones vecinas, pudo haber intervenido otro país.

"Las bombas no son colombianas, son norteamericanas, y solamente queremos estar seguros de que no hubo participación de otro país, si hubiera habido nosotros veremos que se hace con esa información", puntualizó.

Aún así, el jefe de la diplomacia ecuatoriana confió en que muy pronto puedan ser nombrados los embajadores en Bogotá y Quito para poder continuar consolidando las relaciones. "No sabemos todavía la fecha exacta, pero yo digo que los dedos de una mano me sobran para contar los meses que se necesitan para eso (designar embajadores)", añadió.

Reconoció que con su homóloga colombiana, María Angela Holguín, ha tenido una comunicación fluida y que conversan por teléfono para tratar los temas pendientes: eso "da mucha esperanza de que esta relación se debe ir consolidando como siempre debió haber sido".

Holguín y Patiño tienen previsto reunirse en Nueva York, en el marco de la Asamblea General de la ONU, para revisar los avances en el restablecimiento de las relaciones. En este sentido, la canciller colombiana resaltó ayer que el proceso va "marchando bien" y que, más allá de la reunión que mantendrá con Patiño en Nueva York, tiene previsto viajar a Ecuador "en la semana del 15 de octubre para mirar los temas sensibles".

Trabajan en fortalecer relaciones
Después de esa cita, agregó, se podrá "tener más claridad de cuándo restablecemos las relaciones". Recordó asimismo, que en la cita del pasado 26 de agosto en Ipiales, en la frontera de ambos países, ya casi todo "quedó marchando" y los temas "que no habían avanzado, ya comenzaron a avanzar".

Holguín y Patiño dieron en Ipiales un paso importante para restablecer las relaciones al acordar la creación de un comité para abordar el drama de los refugiados colombianos en Ecuador, uno de los "temas sensibles".

Colombia y Ecuador pusieron en marcha en septiembre de 2009 una hoja de ruta para retomar los lazos diplomáticos, iniciativa que se dilató por las exigencias del Gobierno de Rafael Correa, quien exigió información sobre el bombardeo al campamento rebelde. El proceso judicial abierto en Ecuador contra el ahora presidente Juan Manuel Santos, quien en la fecha del bombardeo era ministro de Defensa, también ha retrasado el proceso.