• CARACAS / EFE |
  • |
  • |
  • END

Las fuerzas armadas de Venezuela comenzaron ayer a desplegarse por los 12.000 centros de votación del país, para preservar la seguridad de cara a las elecciones legislativas del próximo domingo.

El jefe del Comando Estratégico Operacional, CEO, de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, FANB, general Henry Rangel, señaló que la operación, conocida como Plan República, comenzó a las seis de la mañana, hora local.

Rangel precisó que en la operación participan unos 250.000 militares, entre soldados y oficiales regulares y componentes de la reserva.

“El Plan República garantizará la seguridad del proceso electoral, mediante la custodia del material y de las máquinas de votación”, expresó el militar.

Humberto Castillo, miembro de la Junta Nacional Electoral del Consejo Nacional Electoral, CNE, dijo que si a ese número se le agregan las personas que actuarán como técnicos, testigos y miembros de mesa, protección civil, bomberos y otros cuerpos auxiliares, el total de movilizados para los comicios se acerca al medio millón.

Sobre los testigos electorales, la vicepresidenta del CNE, Sandra Oblitas, dijo que hasta ahora los partidos políticos participantes han acreditado a más de 63.000.

“La idea es que el viernes 24 estos miles de compatriotas estén en sus respectivos centros de votación supervisando la instalación de las mesas electorales y así evitar cualquier intento de saboteo que pueda presentarse”, explicó Oblitas.

Prohíben porte de armas y venta de bebidas alcohólicas

En el mismo orden, las autoridades venezolanas anunciaron ayer la prohibición temporal de portar armas y vender bebidas alcohólicas con el fin de garantizar el normal desarrollo de los comicios legislativos.

El ministro de Interior, Tareck El Aissami, detalló a la prensa las restricciones que regirán durante el proceso electoral, destacando entre ellas la prohibición de llevar armas desde ayer hasta el martes 28 de septiembre.

De esta prohibición quedarán exentas las fuerzas armadas, las de policía y aquellas empresas dedicadas a la custodia de personas, entidades bancarias o de otra naturaleza.

El ministro señaló que a partir de la medianoche de este jueves quedará prohibida “la distribución y venta de bebidas alcohólicas en todo el territorio nacional, medida que estará vigente hasta el lunes 27 a las seis de la tarde.

Además, los cuerpos policiales estarán acuartelados desde el viernes a las seis de la mañana, hasta el próximo martes a la misma hora.

El Aissami dijo que los policías estarán en “sus comandos” y sólo se podrán ausentar para votar, derecho que ejercerán “con su respectivo uniforme y credenciales, pero sin armamento alguno”.

También recordó que el domingo, día de la elección, estará prohibida la circulación de camiones pesados en todo el país a menos que trasladen “combustible, insumos médicos, materiales o equipos eléctricos, material electoral”.