• WASHINGTON |
  • |
  • |
  • AFP

La cuenta regresiva fatal comenzó hoy para Teresa Lewis, una estadounidense blanca de 41 años que será ejecutada en el estado de Virginia a pesar de la deficiencia mental que padece.

La mujer fue transferida a la prisión de Greensville, donde tienen lugar las ejecuciones en Virginia (este), aseguró Larry Traylor, portavoz de las autoridades penitenciarias.

Lewis recibirá la inyección letal a las 21H00 locales (01H00 GMT del viernes), para convertirse en la decimosegunda mujer ejecutada en Estados Unidos desde el restablecimiento de la pena de muerte en 1976. En el mismo período, 1.215 hombres han sido ejecutados en el país, de los cuales 107 en Virginia, que es el estado más activo en la materia luego de Texas (suroeste).

Por otra parte, será la primera mujer ejecutada en el estado después de Virginia Christian, una estadounidense negra de 17 años muerta en la silla eléctrica en 1912.

Corte rechaza suspender ejecución
El martes, la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó un recurso de último momento para suspender su ejecución. "Está muy decepcionada (...) Ella quiere vivir, pero está en paz consigo misma", aseguró su abogado James Rocap.

Lewis se declaró culpable de contratar a dos hombres en 2002 para asesinar a su marido y a su hijastro para quedarse con los 350.000 dólares de su seguro de vida.

Es "la prueba perfecta de que el sistema de la pena de muerte no funciona", declaró hoy el abogado a la publicación National Law Journal.

Coeficiente un poco más del umbral
La mujer tiene un coeficiente intelectual de 72, poco más del umbral de 70 debajo del cual se considera que la persona tiene una deficiencia mental. La Corte Suprema de hecho prohíbe las ejecuciones de acusados con coeficiente intelectual menor a 70. Por ello los jueces estimaron que su coeficiente de 72 le permitía concebir el plan por el que fue condenada a la pena capital.

El gobernador de Virginia, Bob McDonnell, declaró hoy que "ningún profesional de la medicina concluyó que Teresa Lewis cumple con la definición médica o legal de una persona con retraso mental".