• CARACAS / AFP |
  • |
  • |
  • END

El presidente venezolano Hugo Chávez prometió el jueves una victoria por “nocáut” en las legislativas del domingo, en las que aspira a mantener su hegemonía parlamentaria, mientras la oposición instó en su cierre de campaña a votar masivamente para hacer contrapeso al oficialismo.

“Hace cinco años se retiraron a última hora. Si quieren hagan lo mismo pero les vamos a dar una paliza a estos escuálidos (denominación despectiva usada para referirse a los opositores), vendepatrias, corruptos, sinvergüenzas, subordinados al imperio yanqui. Aquí están los candidatos de Chávez. Los que quieran patria vengan con Chávez”, dijo el mandatario en uno de sus últimos actos de campaña en el Estado Carabobo (norte).

El jefe de Estado se refería a las anteriores elecciones legislativas en las que la oposición decidió no participar, lo cual la dejó fuera del Parlamento hasta hoy en día.

Los pesos pesados del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, liderado por Chávez, participaron este jueves en los actos de cierre de campaña en las principales ciudades del país.

Gritos de “Uh, ah, Chávez no se va”, más propios de una elección presidencial, se escucharon con fuerza en el cierre de campaña.

Vestido de rojo y subido a un camión, el jefe de Estado venezolano, que mantiene una fuerte popularidad casi 12 años después de su llegada al poder, fue el motor de esta campaña electoral, durante la que ha recorrido el país acompañado de los candidatos del PSUV.

Encuesta da mayoría a PSUV
Para el presidente, un triunfo es crucial para seguir impulsando la transición “hacia el socialismo” y la profundización de su revolución bolivariana.

“Nosotros tenemos claro por dónde vamos y nadie ni nada nos detendrá”, garantizó Chávez este jueves.

Según los últimos sondeos, el PSUV tendría alrededor del 52% de las intenciones de voto, lo cual le daría al oficialismo los dos tercios de los escaños, debido al sistema proporcional en vigor.

Hay otras encuestas que apuntan a una intención de votos prácticamente similar entre el PSUV y el resto de fuerzas no chavistas.

Frente a los impresionantes medios del oficialismo, las fuerzas políticas no chavistas llevaron a cabo discretos cierres de campañas en diversas ciudades del país.

Unidos en la llamada Mesa de la Unidad Democrática, un grupo de partidos opositores confían en regresar con fuerza a la Asamblea Nacional el próximo domingo para poner freno a los proyectos políticos del presidente.

“A partir del 26 de septiembre comienza la cuenta regresiva para el cambio en el país”, aseguró el candidato opositor Richard Blanco.