Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Un hombre armado disparó ayer jueves en una universidad cerca de Chicago, e hirió a 17 personas --tres de ellas de gravedad-- antes de suicidarse, en el último capítulo de una sucesión de tiroteos en escuelas estadounidenses, informaron funcionarios.

Testigos dijeron que el agresor, descrito como un hombre blanco de 1.8 mt de altura, armado con un rifle, irrumpió en un auditorio donde había más de 100 estudiantes de la Northern Illinois University, y comenzó a disparar.

“Él se dirigía (con los disparos) hacia la multitud, pero no pienso que se estuviera dirigiendo a una persona específica”, declaró una testigo --Sheila-- a la radioemisora WBBM.

“Él estaba tranquilo. Apenas se paró en el escenario frente a todos y comenzó a disparar”, indicó.

“Vi que sostenía el arma y que era enorme. Pensé que era falsa, y luego comprendí que realmente estaba disparándole a la gente y me agaché”, dijo la testigo. “Vi mucha sangre. Tengo sangre sobre toda mi ropa”.

Las autoridades de esta universidad fundada hace 112 años y situada a 105 km al oeste de Chicago, Illinois, indicaron que la Policía informó que el sujeto se suicidó luego de disparar a los presentes.

Joe Dant, un portavoz del Kishwaukee Community Hospital, dijo que 17 personas heridas habían sido llevadas a ese centro médico cercano, tres de ellas graves, ocho estables y seis en buena condición.

Los estudiantes describieron escenas de pánico en el sexto tiroteo en escuelas de Estados Unidos ocurrido durante la última semana.