•   BOGOTÁ / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Delegados de la Embajada de Holanda en Colombia, visitarán el Instituto de Medicina Legal en Bogotá para ayudar en la identificación de los cadáveres de los rebeldes abatidos junto con el jefe militar de las FARC, “Mono Jojoy”, entre los que “sospechan” que hay una holandesa.

El director del Instituto de Medicina Legal (forense), Juan Ángel Llanos, señaló a Caracol Radio que, por el momento, no tienen una solicitud formal de la embajada holandesa al respecto.

Sin embargo, “nos llamó una funcionaria de allá que nos anunciaba que hoy (ayer lunes) venían a visitar el instituto, porque ellos sospechan eso”, dijo en referencia a la posible muerte de Tanja Nijmeijer, una holandesa que llegó a Colombia con una ONG de derechos humanos y con el tiempo decidió ingresar a las FARC.

“Tenían algunos familiares en Holanda tratando de buscar algo de las huellas dactilares (...), al igual que cualquier carta dental de algún manejo odontológico, pero no tenemos de manera oficial y formal ninguna solicitud ni tampoco se han hecho presentes”, agregó.

Llanos indicó que lo primero que tratarán de hacer, es verificar algunos datos de los cadáveres que encontraron el pasado jueves en la zona selvática del sur de Colombia donde fue abatido Víctor Julio Suárez, alias “Mono Jojoy”, “para luego ahondar en la posible identificación”.

Cuatro sin identificar

En Medicina Legal están los cadáveres de siete guerrilleros, cuatro hombres y tres mujeres, en avanzado estado de descomposición, de los cuales sólo se ha podido establecer la identidad de cuatro, entre los que se encuentran el “Mono Jojoy” y su amante Gilma Espinoza Castro, alias “Shirley”.

No obstante, el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, el almirante Edgar Cely comentó a “Caracol Radio” que hay un octavo cadáver “en mal estado” que todavía no ha podido ser trasladado a Bogotá.

Fuentes del Ministerio de Exteriores holandés, confirmaron ayer que Colombia les pidió el pasado viernes las huellas dactilares y de la dentadura de Nijmeijer, quien puede estar entre los rebeldes muertos junto con el jefe militar de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

Sin embargo, las autoridades holandesas siguen pensando que Nijmeijer no se encuentra entre los miembros de las FARC que fallecieron en el ataque aéreo de la madrugada del pasado jueves contra un campamento guerrillero en la serranía de La Macarena, en el departamento del Meta.

Nijmeijer, de 32 años, ingresó a las filas de la guerrilla hace cinco años y su nombre saltó a la prensa en 2007, cuando tras un bombardeo contra uno de los campamentos de las FARC se encontró uno de sus diarios, en el que la holandesa expresaba algunas críticas sobre la jerarquía de ese grupo.

Ese hecho llevó a que fuera castigada dentro de las FARC, y luego trasladada a la guardia personal del “Mono Jojoy”.