•   LONDRES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Servicios secretos occidentales revelaron un presunto plan de Al Qaida para cometer atentados en el Reino Unido, Alemania y Francia, según informaciones de prensa parcialmente confirmadas por fuentes de seguridad pero no por los gobiernos de los países concernidos.

Militantes islamistas establecidos en Pakistán planeaban ataques coordinados en Londres y otras grandes ciudades francesas y alemanas, informaron las cadenas de televisión británicas BBC y Sky, citando fuentes no identificadas de los servicios de inteligencia.

Según la BBC, que indica que el proyecto estaba aún en una fase preliminar, equipos de yihadistas armados planeaban "secuestrar rehenes occidentales y asesinarlos" en ataques similares a los perpetrados en noviembre de 2008 en Bombay (India), donde un comando islamista de 10 hombres mató a 166 personas principalmente en tres hoteles de lujo. El canal estadounidense ABC señaló por su parte citando a un funcionario no identificado que Estados Unidos era otro posible objetivo.

"La amenaza es muy real", declaró un responsable de seguridad establecido en Europa sin poder precisar sin embargo "la forma exacta" de esta amenaza. La fuente, que pidió anonimato, confirmó que los servicios de inteligencia estadounidenses identificaron la amenaza de varias fuentes, incluidos interrogatorios de sospechosos en la zona de Afganistán/Pakistán, y que ésta fue confirmada por información de otros países.

Amenaza "creíble pero no precisa"
Un alto funcionario del departamento de Defensa estadounidense consideró posteriormente que la amenaza era "creíble pero no precisa". Los gobiernos de los tres países europeos concernidos se negaron a confirmar la existencia del plan y mantuvieron sus niveles de alerta.

El ministerio del Interior británico se negó a comentar las informaciones, aunque una portavoz señaló que "sabemos que hacemos frente a una amenaza real y seria del terrorismo" en el Reino Unido. Precisó sin embargo que "no hay ningún cambio" en el nivel de alerta por amenaza terrorista, que continúa sigue siendo "severo" -el segundo más alto de una escala de cinco-, lo que significa que un ataque es "altamente probable", precisó la portavoz.

El gobierno de Alemania también manifestó estar "al tanto" de los proyectos "a largo plazo" de Al Qaida de atentar contra objetivos occidentales, aunque aseguró que no había riesgos inminentes y no llevaba a cabo ningún cambio en su nivel de alerta.

En Francia, dos fuentes vinculadas a los servicios de inteligencia interrogadas dijeron no estar informadas de ningún proyecto de atentado. Uno de ellos consideró "muy, muy exageradas" las afirmaciones de los medios anglosajones.

Fuentes policiales y de los servicios de inteligencia estadounidenses y europeos, citados por el canal ABC, afirmaron que las informaciones sobre el supuesto complot se basaban en el interrogatorio de un ciudadano alemán sospechoso de terrorismo que fue capturado cuanto intentaba volver a Europa y que actualmente se encuentra detenido en la base de Bagram, en Afganistán. Los activistas que planeaban estos ataques, y que actuaban desde Pakistán, estaban siendo vigilados por los servicios de inteligencia desde hace algún tiempo, precisó Sky. Según esta cadena, la operación "tenía una relación con Al Qaida y tal vez con los talibanes".

Un alto funcionario paquistaní indicó en Islamabad que el director de la CIA, Leon Panetta, se entrevistará con el presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari, y otras autoridades de este país a propósito de este plan.

La semana pasado, la secretaria estadounidense para la Seguridad Nacional, Janet Napolitano, afirmó ante el Senado que los países occidentales estaban bajo la amenaza de un "trabajo en auge" de los grupos islámicos extremistas, cuyos complots eran cada vez más difíciles de neutralizar.