•   CARACAS / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Los presidentes latinoamericanos se movilizaron ayer jueves en apoyo a su colega ecuatoriano, Rafael Correa, que anoche resistía desde un hospital un intento de golpe de Estado, mientras la OEA llamó a una reunión extraordinaria y la Unasur sostendrá un encuentro en Buenos Aires.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ofreció a Correa el “pleno apoyo” del ente continental, que además reunió a su Consejo Permanente para tratar la crisis en Ecuador.

Insulza afirmó que en Ecuador está en marcha un golpe de Estado que todavía no se ha consumado, y llamó a dar una respuesta “contundente”.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), en tanto, se reunirá en Buenos Aires “esta misma noche (ayer jueves), antes del amanecer”, informó desde Caracas el presidente Hugo Chávez, quien previamente había manifestado su apoyo a Correa en la red social Twitter.

“Están tratando de tumbar al Presidente Correa. Alerta los pueblos de la Alianza Bolivariana! Alerta los pueblos de UNASUR! Viva Correa!”, dijo en Twitter Chávez.

El secretario general de la Unasur, el ex presidente argentino Néstor Kirchner, expresó “el firme compromiso y la más absoluta solidaridad del bloque regional” con Correa, ante el intento de “sublevación al orden constitucional de sectores corporativos de las fuerzas de seguridad”.

También a través de Twitter, el canciller argentino Héctor Timmerman dijo que su país “está coordinando el respaldo unánime” de América latina al Gobierno de Correa.

Cuba, EU, Brasil …

Correa, que recibió llamados telefónicos de varios presidentes latinoamericanos, denunció una tentativa de golpe de Estado y dijo que su vida corría peligro, hablando desde una habitación del hospital policial de Quito, donde se refugió tras ser agredido con gases lacrimógenos por uniformados descontentos con una ley que recorta sus prestaciones.

El presidente peruano Alan García, que había propuesto un encuentro de la Unasur en la ciudad de Puira, limítrofe con Ecuador, ordenó el cierre de su frontera con ese país, en apoyo al Gobierno de Correa, tras calificar la intentona golpista como una “intromisión de gorilas”.

Cuba expresó su “más enérgico rechazo” al “golpe de Estado que se está desarrollando en Ecuador”, y emplazó a Estados Unidos a condenarlo para no ser “cómplice”, según una declaración leída por el canciller Bruno Rodríguez.

“Estados Unidos condena cualquier intento de violar el proceso democrático y el orden constitucional en Ecuador”, afirmó la embajadora de Washington ante la OEA, Carmen Lomellin, durante la reunión de urgencia del organismo.

Brasil expresó su “total apoyo y solidaridad” a Correa, y reclamó una “respuesta firme y coordinada” del Mercosur, la Unasur y la OEA, según una nota de la cancillería.

El Gobierno de México, en tanto, expresó “su preocupación” por la situación en Ecuador, lo que “puede afectar la vida institucional en ese país hermano”, señaló un comunicado de la cancillería, en el que también detalla su “pleno respaldo al presidente Rafael Correa”.

El Presidente de Bolivia, Evo Morales, condenó la “conspiración política” contra Ecuador y advirtió “la clara intención de culminar en un golpe de Estado” para desalojar a su aliado Correa, a quien dio su respaldo.

Desde Santiago, el mandatario Sebastián Piñera expresó a Correa y “al pueblo ecuatoriano, al orden constitucional y a la democracia en Ecuador, el más absoluto y total respaldo de Chile y del Gobierno de Chile”.