•   SAO PAULO / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El candidato opositor a la Presidencia de Brasil, José Serra, realizó en Sao Paulo el acto de cierre de su campaña para las elecciones del domingo, con un pedido a sus seguidores para que sigan buscando votos y posibiliten una segunda vuelta electoral, poco probable según las encuestas.

En el último gran acto de campaña en el barrio de Mocca, en la zona este de Sao Paulo y bastión político donde votará el próximo domingo, este ex gobernador del estado de Sao Paulo, de 68 años, dijo mensajes de optimismo a sus seguidores, que vieron cómo cayó y se estancó en las encuestas ante la favorita oficialista Dilma Rousseff.

“El lunes (día siguiente a la elección) nadie va a descansar. Descanso de la campaña sólo en noviembre, porque todavía tenemos que trabajar mucho”, insistió Serra ante sus seguidores, invocándolos a continuar buscando votos.

“Tengo la convicción de quea podemos hacer avanzar este país. (...) Queremos un gobierno para el pueblo brasileño, serio, sin escándalos, para mejorar la seguridad, Salud, Educación”, sostuvo, aludiendo al último escándalo por denuncias de tráfico de influencias en el entorno de una ex ministra del actual gobierno, la ex jefa de gabinete Erenica Guerra, quien terminó renunciando a su cargo hace 10 días.

Todavía lejos de la favorita en las encuestas, la oficialista Rousseff, Serra enfoca sus últimos esfuerzos de campaña en tratar de llevar la decisión a una segunda vuelta.

Por el momento, los sondeos asignan el 50% de la intención de voto a Rousseff contra el 27% de Serra.

“Es preciso conquistar uno más, dos más, tres más, que todavía no decidieron. Es lo más importante. Así vamos a un segundo turno y juntos vamos a ganar la elección”, afirmó Serra este miércoles en uno de los vídeos publicados en su canal del sitio Youtube.