•   COPIAPO / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Familiares de 29 de los 33 mineros atrapados desde hace casi dos meses en una mina en Chile, presentaron ayer jueves una demanda de 12 millones de dólares contra la empresa propietaria de la mina, y anunciaron que presentarán una demanda similar contra el Estado por mala fiscalización.

La demanda presentada busca reparar los daños morales, causados por el derrumbe que el 5 de agosto dejó atrapados a los 33 trabajadores en el fondo de la mina que, según denuncian, no contaba con todas las medidas de seguridad.

“Efectivamente fue presentada este jueves una demanda indemnizatoria” en un juzgado de Copiapó (800 kilómetros al norte de Santiago), confirmó a la AFP la alcaldesa de la localidad de Caldera, Brunilda González, patrocinante de la acción legal.

La demanda, explicó, tiene a “29 familias patrocinantes” y busca una indemnización de unos 12 millones de dólares por parte de los dueños de la Minera San Esteban, los socios Marcelo Kemeny y Alejandro Bohn.

“Es una cifra (estimada) en función de otras situaciones que se han vivido en Chile” aunque “finalmente los tribunales tendrán que decidir”, explicó la autoridad de la comuna donde se emplaza el yacimiento San José, a unos 800 kilómetros al norte de Santiago.