•   MÉXICO / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

Al menos 31 muertos y nueve desaparecidos, han dejado en los últimos días los derrumbes de varios cerros en dos estados del sur de México a causa de las fuertes lluvias, informaron ayer fuentes oficiales.

En el estado de Chiapas, con el rescate de 19 cuerpos en dos deslaves, se elevó a 26 la cifra de fallecidos desde el domingo por el paso del huracán “Matthew”, que dejó además 16 heridos y tres desaparecidos.

El gobernador de Chiapas, Juan Sabines Guerrero, dijo que en la comunidad del municipio indígena de Amatan sepultada por un cerro ya concluyeron las labores de rescate de víctimas y se entregaron a sus familiares los 16 cadáveres encontrados.

En Tuxtla Gutiérrez, capital del estado, el director del hospital “Vida Mejor”, Jesús Alfredo Molina, informó que permanecen hospitalizadas nueve personas de las cuales ocho podrían ser dados de alta en los próximos días.

Otro derrumbe ocurrido el martes en la comunidad Nueva Colombia del municipio de Ángel Albino Corzo, sepultó la vivienda de una familia de Guatemala y mató a una mujer y sus dos hijos de uno y cuatro años.

El domingo, también en Chiapas, se reportó a una persona muerta en Chilón, una más en Petalcingo y otra en Sitala; en tanto, en Yajalón, debido a la crecida de un río que arrasó con 250 viviendas, dejó como saldo 4 personas muertas y tres desaparecidas.

En total fueron severamente afectadas 45 comunidades de 22 municipios de Chiapas, en donde se suman unas 1,500 viviendas dañadas, 14 puentes colapsados y daños en infraestructura de caminos, comunicaciones, energía eléctrica y agua potable.

Mientras tanto, en el estado de Oaxaca, donde el martes las autoridades alertaron de que podrían haber centenares de muertos por un derrumbe que finalmente, sólo afectó a cuatro casas, y hasta el momento han sido rescatados cinco cadáveres y seis personas siguen desaparecidas, informó el titular de Protección Civil del estado, Carlos Ramos Aragón.

Esto ocurrió en la comunidad de Santa María Tlahuitoltepec, unos 180 kilómetros al norte de la ciudad de Oaxaca.

Entre los cuerpos rescatados se encuentran el del regidor de Salud del Cabildo de esa población indígena, Eduardo Hernández, su esposa Carolina González, y sus hijos de 14 y 16 años de edad y otro menor de seis años.