•   MADRID / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

La Policía española detuvo a 41 personas por un presunto delito de blanqueo de más de 200 millones de euros (275 millones de dólares) procedentes del narcotráfico y destinados a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) o a algunos de sus miembros, informó ayer el Ministerio español del Interior.

En la operación participaron más de 250 agentes, y se han practicado 27 registros en domicilios y entidades gestoras de transferencias monetarias en las provincias de Madrid, Barcelona, Alicante, Valencia y Zaragoza.

Las policías de Colombia y Ecuador tienen en marcha operaciones relacionadas con la llevada a cabo en España, aunque la inestabilidad política que se vive en las últimas horas en el segundo de estos países ha impedido llevar a cabo todas las actuaciones previstas, según dijeron a EFE fuentes de la investigación.

La operación tiene su origen, según el Ministerio español del Interior, en agosto de 2008, cuando el Servicio Ejecutivo de Prevención del Blanqueo de Capitales alertó a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Comisaría General de Policía Judicial de un aumento muy elevado en las transferencias que se realizaban desde España hacia Colombia y Ecuador.

Estos giros no seguían el patrón típico de los que realizan los inmigrantes residentes en España que envían dinero a sus familiares en sus países de origen.

Eso hizo sospechar a la policía que organizaciones dedicadas al tráfico de estupefacientes podían estar utilizando entidades gestoras de transferencias o a sus agentes para remitir a Colombia importantes cantidades de dinero procedente de las ventas de cocaína en España.

Coordinación con Colombia

La información obtenida fue compartida con la Policía de Colombia que meses después comunicó que había detectado que uno de los beneficiarios de los giros estaba relacionado con la detención de cinco guerrilleros de las FARC.

Según informaron a EFE fuentes de la investigación, se trataba de Juan Manuel Gómez Buitrago, a quien se relacionó con otros doce receptores de las trasferencias sospechosas.