•   SAO PAULO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, afectado por un cáncer linfático, continuaba internado en un hospital de Sao Paulo, donde es tratado por una trombosis de la que evoluciona "positivamente", según fuentes médicas de la Presidencia paraguaya.

"Estamos satisfechos y aliviados porque la situación del presidente es un problema que puede ocurrir en tratamiento oncológico con catéteres, y que se está resolviendo positivamente, y sobre todo no es ningún cuadro infeccioso, como temíamos desde el comienzo", señaló el médico personal de Lugo, Alfredo Boccia, citado por la página oficial de la Presidencia paraguaya.

Lugo fue internado de urgencia ayer en el hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, donde es sometido desde hace un mes y medio a un tratamiento de quimioterapia contra el cáncer linfático que padece.

El mandatario se encuentra en una sala de terapia intensiva, donde es tratado ahora por una trombosis derivada del tratamiento con catéteres al que está siendo sometido. "El tratamiento que comenzó anoche, que es un tratamiento para la trombosis que le fue detectada en la vena cava a partir de la ubicación del catéter, está empezando a hacer efecto, aparentemente muy positivamente", añadió su médico.

El hospital emitió un comunicado anoche en el que indicaba que Lugo no precisaba ser intervenido por el coágulo que se le formó en la vena cava superior. Lugo se encontraba hospitalizado en Asunción para tratamiento de una infección en la boca pero en la tarde del sábado tuvo que ser trasladado a Sao Paulo con una complicación en la región de la laringe.

Hace una semana Lugo había dejado este mismo hospital en Sao Paulo para regresar a Asunción luego de haber sido sometido a una sesión de quimioterapia, la tercera que recibe desde que le fue diagnosticado el cáncer. Según su médico, si la evolución del tratamiento de la trombosis continúa favorable, Lugo podría regresar en uno o dos días a su país.