•   CARACAS  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció que en este mes su gobierno expropiará tierras supuestamente ociosas en tres estados del país como parte de una "nueva ofensiva" en la lucha contra el latifundio.

"Vamos a acelerar la revolución agraria" y para ello se va "a intervenir ahora mismo en octubre" terrenos en las regiones occidentales de "Lara, Apure, y Zulia", afirmó Chávez durante su programa dominical de radio y televisión "Aló Presidente".

El mandatario no precisó cuántas hectáreas será intervenidas por el Instituto Nacional de Tierras (INTI) este mes, solo resaltó que su "revolución" socialista iniciará con ello "una nueva ofensiva" en su empeño de incrementar la producción alimentaria del país.

Chávez insistió en que su gobierno debe "crear definitivamente el nuevo modelo económico" socialista, y sostuvo que para ello es indispensable "liberar la tierra de los latifundistas" y entregarla a los campesinos para que "produzca alimentos para alimentar a la gente y no para que los conviertan en mercancía". "Vamos con todo: el INTI, la Fuerza Armada, los frentes campesinos, todos unidos para rescatar hasta el último latifundio en Venezuela", expresó el mandatario y promotor del llamado socialismo del siglo XXI.

Chávez declaró en 2004 la "guerra al latifundio" y la tierra ociosa en el marco de una "revolución agraria" con la que promete ceder a los campesinos pobres lotes de terrenos para que los cultiven. Según los datos oficiales disponibles, el gobierno venezolano recuperó en 2009 un total de 500.000 hectáreas de tierra improductiva o de titularidad no demostrada para "garantizar su uso social" de acuerdo con el Plan Agrícola Nacional.

La oposición venezolana rechaza las expropiaciones por considerarlas ilegales y dice que el gobierno supuestamente engaña a los campesinos porque no les entrega la titularidad de la tierra sino un permiso para producirla. También critica la política agrícola del Gobierno, que califica de destructiva, con el argumento de que la alimentación de los venezolanos depende en más de un 60% de las importaciones.

La oficialista Asamblea Nacional (AN, Parlamento) venezolana aprobó en junio pasado una reforma a la Ley de Tierras que introdujo la prohibición de la tercerización en las predios agrícolas y faculta al Gobierno a asumir directamente las actividades de producción y distribución de alimentos. En la reforma se estableció que los campesinos que demuestren ante el INTI que tienen tres años o más en situación de tercerizados tienen derecho a reclamar la adjudicación del terreno.