•   CARACAS /AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El presidente venezolano Hugo Chávez ordenó el domingo la nacionalización de tierras propiedad de una filial de la compañía británica Vestey en la zona central del país, durante la transmisión de su programa de televisión en el que llamó a “acelerar la revolución agraria”.

“Quiero que le demos cierre a la nacionalización de las tierras de la llamada Compañía Inglesa”, declaró Chávez durante su programa ‘Aló, Presidente’.

“Todas las tierras de la llamada ‘Compañía Inglesa’ se nacionalizan ya, no quiero perder un día más”, añadió el mandatario.

La Compañía Inglesa es filial de la británica Vestey, un grupo de empresas cárnicas privadas, y las tierras que fueron nacionalizadas están en el estado Apure, en los llanos centrales venezolanos.

El Estado venezolano ya había tomado el control de propiedades de Vestey en 2005. Esta compañía tiene tierras y cabezas de ganado en otros estados del país, como Guárico y Falcón, en el centro norte del país.

Durante su programa, Chávez pidió también que se acelere la nacionalización de tierras en los próximos meses, a la vez que anunció la expropiación de la compañía de tecnología agrícola venezolana Agroisleña.

“Agroisleña está expropiada. Pasa a ser ahora propiedad popular, propiedad patria”, dijo Chávez, cuyo partido socialista no consiguió mantener la mayoría calificada del Parlamento en las elecciones legislativas de hace una semana.

El mandatario insistió en que su gobierno impulsará la expropiación de grandes extensiones de tierras sobre todo en los estados Lara y Zulia, en el noroeste del país, así como en el Apure.

“Vamos a acelerar la revolución agraria, que no queden latifundios en esta patria”, anunció Chávez.

“Liberada la tierra, liberado el trabajo esclavista, vienen los planes productivos, la producción de alimentos, no para convertirlos en mercancía, sino para alimentar a nuestro pueblo”, planteó.

“Donde vean un latifundio, repórtenlo; y si ven que pasa mucho tiempo y no hay acciones, me llaman directo a mí. Latifundio que haya, latifundio que vamos a tomar”, enfatizó el mandatario venezolano.

El gobierno de Chávez lleva a cabo un proceso de “rescate de tierras” muy criticado por sus detractores.

Desde 1999, cuando Chávez asumió el poder, se han recuperado unas 2.5 millones de hectáreas, pero apenas unas 50,000 están productivas, según cálculos del sector. En Venezuela hay algo menos de 30 millones de hectáreas cultivables.