•   CARACAS / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

El gobierno venezolano rechazó las declaraciones de los supuestos etarras que pretenden vincularlo con la banda armada separatista vasca y lamentó que un sector de la sociedad española dé credibilidad a “criminales” con el fin de “dañar las relaciones bilaterales”.

El gobierno venezolano “refuta y desmiente cualquier aseveración que pretenda vincularlo con la organización terrorista ETA, cuyas actividades rechaza sin paliativos”, señaló un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores recibido por la AFP.

“No se puede dar credibilidad a las declaraciones rendidas ante un juez por dos criminales sanguinarios (...) que, con sus señalamientos absurdos, buscan atenuar la severidad de sus penas”, agregó el texto.

Los presuntos etarras Juan Carlos Besance Zugasti y Xavier Atristain Gorosabel, detenidos la semana pasada, indicaron en un interrogatorio que siguieron “cursillos de formación” en 2008 en Venezuela, según un auto judicial difundido este lunes.

El gobierno venezolano “deplora que cierta prensa española, junto a un puñado de parlamentarios nostálgicos de la dictadura franquista, otorguen crédito a las insinuaciones de dos antisociales con el fin de enturbiar las relaciones de respeto y de mutuo beneficio” entre ambos países, consideró este texto.

Además, el comunicado garantiza que las instancias de cooperación judicial y policial entre ambos Estados se pueden activar si Madrid lo requiere, en respuesta a la petición de información adicional emitida por España.

Estos hechos “forman parte de esta orquesta que sigue sonando contra la revolución bolivariana en los cuatro puntos cardinales de este planeta”, aseguró el presidente venezolano Hugo Chávez, en una intervención telefónica en el canal estatal de televisión VTV.

Pero la justicia española sospecha desde hace meses que Venezuela sirve de escondite a miembros de ETA.

En marzo, un juez español ordenó detener a 12 presuntos miembros de ETA y la guerrilla colombiana de las FARC por su supuesta colaboración y el intento de asesinato en España de personalidades colombianas.