• BUENOS AIRES / EFE |
  • |
  • |
  • END

El canciller argentino, Héctor Timerman, calificó hoy como "un hecho de una inusual gravedad" el proyecto de ejercicios militares británicos en las islas Malvinas, cuya soberanía es reclamada por el país suramericano.

"Estamos muy preocupados por esta aceleración o provocación que hace el Reino Unido, pero no vamos a caer en ninguna provocación y no nos vamos a apartar de lo que marca la ley, la diplomacia y la paz", sostuvo Timerman tras un acto en la Cancillería argentina.

Argentina presentó ayer ante la ONU una copia de la nota de protesta que hizo llegar al Reino Unido por el proyecto de ejercicios militares en el archipiélago y espera que en las próximas horas la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) emita un documento de apoyo a su reclamo, indicó el canciller.

Timerman expresó además que el Gobierno prepara una presentación para que sea elevada ante el Grupo de Río con el fin de advertir sobre el proyecto de ejercicios militares que, a su juicio, constituye "un hecho de una inusual gravedad en una zona que Argentina quiere mantener en paz".

El alto funcionario sostuvo también que "hay una confusión muy grande" por parte del Reino Unido. "Ellos mismos están entrando en una contradicción". subrayó.

"El sábado la embajadora inglesa le dijo a nuestro vicecanciller que no tenía idea que los ejercicios con misiles estaban sucediendo. Y hoy nuestro encargado de negocios en Inglaterra fue llamado por el Foreign Office, que dice que siempre le avisaron a la embajada inglesa en Buenos Aires", sostuvo el canciller.

Conflicto por las malvinas es añejo
El sábado último, el Gobierno argentino rechazó el proyecto británico de realizar ejercicios militares en las Malvinas, que están en poder del Reino Unido desde 1833 y que Argentina trató de recuperar por la fuerza en 1982, lo que dio lugar a una guerra en la que las tropas argentinas fueron derrotadas.

Según informó el vicecanciller Alberto D'Alotto, el servicio de Hidrografía Naval argentino recibió la información de parte del Reino Unido de que se iban a "realizar disparos de misiles desde las islas". "Argentina expresa su más enérgica protesta y exige al Gobierno británico que se abstenga de llevar a cabo ese ejercicio militar", sostuvo el vicecanciller, quien señaló que se entregó una nota de protesta a la embajada del Reino Unido en Buenos Aires.

Horas después, Cristina Fernández informó a través de la red social Twitter que ordenó citar a la embajadora del Reino Unido en su país, Shan Morgan. De acuerdo con la presidenta, los ejercicios militares se van a llevar a cabo en el este de la Isla Soledad, a sólo 775 kilómetros de Ushuaia, capital de la austral provincia argentina de Tierra de Fuego.

La guerra entre el Reino Unido y Argentina por las Malvinas dejó 255 militares británicos y más de 650 argentinos muertos en 1982. Desde entonces Argentina no ha dejado de reivindicar ante la ONU y otros organismos internacionales la soberanía de las islas, situadas a 400 millas marinas de sus costas, que los británicos invadieron y ocuparon en 1833.