•   LA HABANA / EFE  |
  •  |
  •  |
  • END

El huracán "Paula" ha perdido fuerza a su paso por Cuba y se convirtió hoy en una tormenta tropical con vientos máximos de 110 kilómetros por hora y lluvias localmente intensas que afectan principalmente a la zona occidental de la isla.

Según el último reporte del Instituto Meteorológico (INSMET) cubano, a las 12.00 hora local (16.00 GMT), el centro de "Paula" se situaba a unos 170 kilómetros al oeste-suroeste de La Habana y se desplazaba por la costa norte de Cuba a una velocidad de nueve kilómetros por hora.

El INSMET pronostica que entre las próximas doce y 24 horas el fenómeno continuará debilitándose gradualmente y puede pasar incluso a ser sólo una depresión tropical o una zona de bajas presiones sobre el occidente de la mayor de las Antillas.

El jefe de Pronósticos del INSMET, José Rubiera, precisó que el fenómeno se convertirá en "una baja remanente" acompañada de lluvias, chubascos y vientos que a intervalos podrían ser fuertes. Detrás de la tormenta se acercará a Cuba un frente frío que dejará en la isla temperaturas agradables, según Rubiera.

Durante la actual temporada de huracanes, se han formado 16 tormentas, de las que nueve se han convertido en huracanes, incluyendo "Paula", que comenzó teniendo categoría dos. Cuatro de esos huracanes alcanzaron la categoría cuatro en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, máxima de cinco.

Ante la proximidad del "Paula", varios territorios del occidente cubano se encuentran desde el miércoles en alerta, especialmente en Pinar del Río, provincia que hace dos años fue afectada directamente por dos de los tres huracanes que azotaron la isla en 2008, dejando pérdidas calculadas en 10.000 millones de dólares.