•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El camino de Juan Pablo II hacia los altares tomó un nuevo impulso después de que los dos médicos externos al Vaticano llamados para estudiar el supuesto milagro por su intercesión han dado su parecer positivo y no se descarta que el Papa Wojtyla sea beatificado en octubre de 2011. Así lo aseguraron hoy varios medios italianos, mientras que el Vaticano, en su línea, evitó cualquier comentario al respecto.

Según esas fuentes, los dos médicos externos que como obliga la normativa vaticana para estos casos tienen que pronunciarse sobre el supuesto milagro antes de que lo haga definitivamente la comisión médica vaticana y que han estudiado la curación de la monja Marie Simon Pierre, que padecía Parkinson, han confirmado que no existe una explicación científica para esa curación.

Marie Simon Pierre padecía la misma enfermedad del Papa Wojtyla. Varios meses después de la muerte de Juan Pablo II, al que rezaba continuamente, se curó de la enfermedad. Aunque hay catalogados 251 supuestos milagros por intercesión de Wojtyla, el postulador de la causa, el sacerdote polaco Slawomir Oder, eligió la curación de la monja francesa.

El pasado mes de marzo un diario polaco aseguró que el proceso de beatificación estaba estancado debido a que uno de esos dos médicos tenía "dudas". Tras el "sí" de los dos médicos, antes de que acabe el año se reunirá, según las fuentes, la comisión médica de la Santa Sede, formada por siete médicos, entre ellos el médico personal del Papa, Patrizio Polisca, para estudiar en profundidad el milagro. Si lo aprueba, el "milagro" pasará a la Congregación para la Causa de los Santos, de la que forman parte 30 cardenales, para su posterior aprobación. Después lo presentarán al Papa para que de su visto bueno definitivo. A partir de ese momento, se puede celebrar la beatificación.

Beatificación sería en el 33 aniversario de la elección de Karol Wojtyla como Papa
Según los medios italianos, el tiempo que llevará ese procedimiento se prolongará hasta la primavera, fecha en la que Benedicto XVI puede firmar ya el decreto para la beatificación y fijar la fecha, que aseguran será en octubre de 2011, en el 33 aniversario de la elección de Karol Wojtyla como Papa.

El proceso que llevará a Juan Pablo II a los altares se abrió el 28 de junio de 2005 y comenzó en Roma, ciudad en la que murió y de la que fue obispo durante 26 años y medio.

La causa se abrió por deseo de Benedicto XVI, sin esperar a que transcurrieran cinco años de su muerte, como establece el Código de Derecho Canónico y como ocurrió con Madre Teresa de Calcuta. El anuncio fue acogido con gran alegría en el mundo católico, donde aún sigue vivo el grito "súbito santo" (santo ya) que decenas de miles de personas corearon aquel día de abril de 2005.