• SAO PAULO |
  • |
  • |
  • AFP

El Partido Verde (PV) brasileño, erigido en tercera fuerza en los comicios nacionales de inicios de mes, anunció este domingo en Sao Paulo que tendrá una postura independiente para el balotaje del 31 de octubre, sin apoyar explícitamente a ningun candidato presidencial.

"Seremos independientes", declaró el presidente del PV, José Luiz Penna, al cierre de la votación a mano alzada de la Convención nacional de la fuerza ecologista, celebrada en la mayor urbe brasileña con 80 delegados con derecho a sufragio.

Por su parte, la candidata del partido, la ex ministra de Medio Ambiente Marina Silva, sostuvo al cierre del acto: "Nos mantenemos en la posición de mediadores para que el proceso (electoral) tenga los mejores resultados". "El hecho de no optar por ninguno (de los dos candidatos en pugna) no significa neutralidad, sino una posición de independencia, reafirmada en ideas y propuestas", señaló Silva al leer una carta abierta.

Silva se colocó como pieza clave de la carrera presidencial con una inesperada votación en el primer turno de 19,3% del total, forzando así el balotaje entre la candidata oficialista Dilma Rousseff y el opositor socialdemócrata José Serra.

Serán cruciales los casi 20 millones de votos captados por esta evangélica que ahora era cortejada tanto por Serra (PSDB) como por Rousseff (Partido de los Trabajadores, PT), que captaron 32,1% y 46,9% de los votos respectivamente

Rousseff lidera las encuestas de intención de voto con entre 6 y 9 puntos de ventaja sobre Serra. La más reciente le dio 54% de preferencias contra 46%.