• PROTOVELO / AFP |
  • |
  • |
  • END

El rescate de dos mineros atrapados a 150 metros de profundidad en una mina de oro de Ecuador seguía ayer lunes por cuarto día con la convicción de que están vivos, aunque no hubo contacto con ellos y ya se recuperaron los cadáveres de los otros dos mineros fallecidos.

Los trabajos de rescate los están realizando los propios mineros del yacimiento Casa Negra, en la localidad costera de Portovelo (405 km al suroeste de Quito).

Mediante turnos que cubren las 24 horas al día, los mineros realizan la remoción de escombros.

Las labores permitieron que el sábado fueran hallados los cuerpos del ecuatoriano Walter Vera, jefe del grupo, y del peruano Paúl Aguirre, ayudante y cuyo cadáver fue repatriado. Ambos murieron aplastados.

Los dos mineros que permanecen desaparecidos son el barrenador Angel Vera (hermano menor del fallecido Walter) y el ayudante Pedro Mendoza.

Al igual que en el reciente episodio en la mina San José en Chile en que 33 mineros atrapados bajo tierra fueron rescatados tras más de dos meses, la angustia de las familias que esperan un desenlace positivo, se instaló en el yacimiento Casa Negra.

Entre los mineros que llevan adelante las tareas de socorro se destaca el minero Fabián Vera que tras hallar el cadáver de su otro hermano Walter araña dentro de una montaña en búsqueda de Ángel Vera, que podría estar con vida.