•   BAGDAD  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El enviado especial de la ONU en Irak, Ad Melkert, salió hoy ileso de un atentado contra su convoy en el que falleció un policía que le escoltaba y otros cuatro resultaron heridos, informaron fuentes de los servicios de seguridad.

Un artefacto colocado al borde de una carretera estalló al paso del convoy del diplomático holandés cuando se trasladaba de Nayaf, 160 kilómetros al sur de Bagdad, a la capital.

Un coche policial que lo acompañaba resultó con grandes destrozos, agregaron las fuentes, que pidieron el anonimato. Melkert visitó hoy Nayaf para reunirse con la máxima autoridad religiosa chií del país, gran ayatolá Alí al Sistani. No es la primera vez que los insurgentes en Irak atacan objetivos de la ONU.

El atentado más grave fue el 19 de agosto del 2003 contra la sede de la organización internacional en Bagdad, donde murió el entonces enviado especial, el diplomático brasileño Sergio Vieira de Mello, y otras 21 personas más. Vieira de Mello había llegado meses antes a Irak como enviado especial de la ONU, tras la invasión estadounidense en marzo del 2003.