•   TEHERÁN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, principal aliado de Irán en América del Sur, abandonó hoy Irán después de firmar 11 memorandos de acuerdo, sobre todo para desarrollar la cooperación en el sector energético, indicó la televisión estatal iraní.

El presidente Chávez y su homólogo iraní, Mahmud Ahmadinejad, denunciaron "el imperialismo" norteamericano y preconizó un "nuevo orden mundial". "Estamos unidos y determinados para acabar con el actual orden injusto que domina el mundo para sustituirlo por un nuevo orden basado en la justicia", declaró el presidente Ahmadinejad.

Los memorandos de acuerdo prevén sobre todo la creación de una compañía petrolera común, la participación de la compañía petrolera venezolana en el desarrollo del yacimiento de gas South Pars y también la construcción de una refinería en Siria, principal aliado árabe de Irán en la región.

Chávez llegó la noche del lunes a visitar por novena vez la República Islámica, en el marco de una gira internacional destinada a reforzar los vínculos comerciales de Venezuela con varios países de Europa del este y con Oriente Cercano y Medio. Irán y Venezuela, ovejas negras de Washington, están ligados por numerosos acuerdos de cooperación -cerca de 80 en total, según el embajador venezolano en Teherán- sobre todo en los sectores energético, bancario e industrial.

"En estos 11 años, desde que llegó la revolución bolivariana, nuestros dos países, nuestras dos revoluciones, han venido construyendo de la nada un mundo con nuevas experiencias, visiones, horizontes, caminos", afirmó el presidente venezolano.

Chávez, líder de la izquierda radical en América Latina, no deja pasar ninguna ocasión para recordar los vínculos entre su país e Irán. Venezuela se acercó mucho a Irán estos últimos años y forma parte de los contados países que defienden el controvertido programa nuclear iraní. "En momento de nuevas agresiones contra Irán que sabemos no detendrán la revolución islámica, queremos una vez más dejar clara nuestra posición sobre el irrestricto apoyo a la soberanía de Irán", recalcó Chávez en Teherán.

Irán está sometido desde el verano a nuevas sanciones económicas internacionales que apuntan sobre todo a los sectores bancario y energético, del que se están retirando todas las grandes compañías occidentales. Irán y Venezuela son además de dos miembros influyentes de la OPEP, la Organización de Países exportadores de Petróleo, que Teherán va a presidir el próximo 1 de enero, por primera vez desde la revolución islámica de 1979. Ahmadinejad visitó Venezuela en noviembre de 2009.