•   ESTRASBURGO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El premio Sajarov a la libertad de conciencia que concede la Eurocámara recayó hoyeste jueves por tercera vez en un opositor cubano, el activista Guillermo Fariñas, en vísperas de que la UE revise su dura política con el régimen castrista, que España desea suavizar.

"Fariñas es un periodista independiente y disidente político que se ha mostrado dispuesto a sacrificarse y poner en riesgo su salud y su vida como una forma de presionar para conseguir el cambio en Cuba", declaró el presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek, al anunciar el galardón para 2010.

Fariñas, psicólogo y periodista de 48 años, ha protagonizado 23 huelgas de hambre, la más sacrificada de ellas este año, cuando dejó de alimentarse durante 135 días tras la muerte el 24 de febrero de Orlando Zapata, que falleció siguiendo la misma protesta. "Ha recurrido a las huelgas de hambre para protestar y desafiar la falta de libertad de expresión en Cuba, portando la esperanza de todos aquéllos a quienes les importa la libertad, los derechos humanos y la democracia", dijo Buzek en la Eurocámara, reunida en sesión plenaria en Estrasburgo (Francia).

Tres premios para Cuba
Se trata del tercer Premio Sajarov concedido a la oposición cubana, después de Oswaldo Payá en 2002 y las Damas de Blanco, esposas de presos políticos, en 2005. Este es un "mensaje a los gobernantes cubanos de que ya es hora de que haya democracia y libertad de conciencia y expresión en Cuba, el fin de la dictadura", reaccionó Fariñas en su casa en Santa Clara, a 270 km de La Habana.

El disidente declaró creer "que no es (un) premio a Guillermo Fariñas, sino a todo el pueblo cubano, que hace 50 años está luchando por salir de esta dictadura". Fariñas ha demostrado "un coraje impresionante y determinación en la defensa de sus ideales", aplaudió por su parte la portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

El Premio Sajarov, que se otorga cada año a un defensor de los derechos humanos y de la democracia, está previsto que sea entregado oficialmente el próximo 15 de diciembre en una ceremonia en Estrasburgo.

El régimen cubano impidió hasta ahora a las galardonadas de 2005, las Damas de Blanco, viajar a Estrasburgo para recibir el premio, dotado de 50.000 euros. El activista era el candidato de los grupos conservadores del Parlamento Europeo, primera fuerza política, y fue elegido frente a otros dos finalistas, la opositora etíope Birtukan Mideksa y la ONG israelí "Breaking the silence".

Ministros europeos revisarán Posición Común con Cuba
El reconocimiento a Fariñas se produce antes de que el lunes los ministros europeos de Relaciones Exteriores revisen como cada año la Posición Común con Cuba, un duro documento repudiado por La Habana que condiciona las relaciones de la UE con el régimen a avances en derechos humanos y democracia.

El gobierno socialista español ha invertido muchos esfuerzos en estos últimos meses para convencer a sus socios europeos de que deroguen la Posición Común, argumentando que el actual proceso de liberación de presos políticos cubanos es una señal inequívoca en favor de los cambios en la isla comunista.

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, que dejará el cargo esta semana, se mostró confiado en repetidas ocasiones de que los 27 retirarían el próximo lunes en Luxemburgo la Posición Común para reemplazarla por un acuerdo bilateral con Cuba. Pero esa postura no reúne por ahora la unanimidad necesaria en el seno de la UE, por lo que fuentes europeas avanzaron que los 27 mantendrán el próximo lunes el texto, si bien estudiarán un gesto de apertura, como un nuevo "marco de diálogo" con La Habana para alentar los cambios.

Las mismas fuentes indicaron ayer que un reconocimiento a Fariñas "no sería contradictorio" con una flexibilización de la política europea hacia Cuba. Europa "debe seguir siendo fiel a los cambios que pide a Cuba" sin que eso excluya la posibilidad de "crear un nuevo contexto de diálogo", señalaron.

La portavoz de Ashton no aventuró cuál será el resultado de la reunión del lunes, limitándose a decir que los ministros buscarán el lunes "cómo apoyar" y "tener en cuenta" los "últimos acontecimientos" en Cuba, especialmente la liberación de 52 presos políticos, cuyo anuncio, a principios de julio, puso fin a la última huelga de hambre de Fariñas.