elnuevodiario.com.ni
  •   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La región caribeña de Honduras sigue en alerta preventiva ante el paso de la tormenta tropical "Richard" que ayer comenzó a causar lluvias en el departamento de Gracias a Dios, fronterizo con Nicaragua, informó hoy una fuente oficial.

El titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales, señaló a periodistas que los departamentos de Gracias a Dios, Colón, Atlántida, Cortes e Islas de la Bahía, todos en el Caribe; Yoro, norte, y Olancho, oriente, se mantienen en "alerta preventiva".

Agregó que se han activado todos los comités locales en coordinación con los gobiernos municipales para hacer las evacuaciones necesarias en caso de que la tormenta tropical "Richard" incremente sus lluvias o se convierta en huracán.

Según indicó Rosales, se espera que entre hoy y mañana el ojo del fenómeno natural pase por la isla de Roatán, uno de los principales atractivos turísticos de Honduras en el Caribe.

Gente debe atender medidas preventivas
El funcionario advirtió a la población sobre eventuales derrumbes que pudieran producirse en caso de que las lluvias sean muy intensas en la región caribeña, por lo que alertó a la población a tomar todas las medidas preventivas. "Lo importante es que se evite la muerte de personas", subrayó Rosales, quien además dijo que el norteño Valle de Sula, departamento de Cortés, el más productivo del país, también se vería afectado si la tormenta tropical "Richard" sigue cobrando fuerza y llegara a convertirse en huracán. "Lo importante es que la gente haga caso a las medidas preventivas y que no se pierdan vidas humanas", acotó.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos informó en su boletín de las 15.00 GMT (09.00 hora local de Centroamérica), que la tormenta cobró intensidad cerca de la costa de Honduras al aumentar rápidamente sus vientos máximos sostenidos a 100 kilómetros por hora y es posible que se transforme en huracán. "Se espera que 'Richard' se convierta en huracán el domingo", pronosticó el CNH.

Hacia las 15.00 GMT la tormenta se hallaba a 105 kilómetros al norte-noroeste de Cabo Gracias a Dios, en la frontera entre Honduras y Nicaragua, y a 335 kilómetros al este de la isla hondureña de Roatan.

La tormenta se estará desplazando en dirección oeste-noroeste en los dos próximos días y en esta trayectoria su centro pasaría hoy cerca o sobre la costa noreste de Honduras, según el CNH. El fenómeno también puede causar fuertes lluvias en Belice y México.