•   PUERTO PRÍNCIPE  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El cólera, que ya causó más de 253 muertes en Haití, según datos oficiales, llegó a Puerto Príncipe y las autoridades buscan contener su propagación facilitada por las precarias condiciones en que quedó el país tras el sismo de enero.

Un laboratorio del ministerio de Salud de Haití confirmó anoche la detección de casos en el departamento Ouest que incluye Puerto Príncipe, informó la Organización Panamericana de la Salud (OPS). No se informó del número de enfermos en esa zona.

La epidemia de cólera en Haití ha dejado 253 muertos, dos de ellos en un poblado cercano a la capital, y 3.115 personas están hospitalizadas, según un balance oficial.

Estas cifras comunicadas por el director general del Ministerio de Salud, Gabriel Thimoté, representan más de 30 muertos adicionales con respecto al último balance comunicado ayer. "De los cinco casos confirmados de cólera en Puerto Príncipe, cuatro resultaron ser personas originarias de Artibonite (norte) y una del departamento Centro", precisó la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA) en Ginebra, Suiza.

Millares de damnificados por el sismo viven en campamentos, especialmente en torno a Puerto Príncipe, en condiciones de salubridad absolutamente precarias, lo cual facilita los contagios.

El cólera es una enfermedad altamente contagiosa causada por una bacteria y provoca intensas diarreas. Sin una inmediata rehidratación del paciente, se torna mortal. Un enfermo de cólera puede perder hasta el 10% de su peso en cuatro horas. "Se sabe sin embargo cómo prevenir los decesos causados por el cólera", según Catherine Bragg, coordinadora adjunta de auxilios de urgencia de la ONU, especialmente suministrando antibióticos, purificando el agua y distribuyendo productos de higiene.

Haití es el país más pobre de América y fue arrasado el 12 de enero por un sismo que dejó más de 250.000 muertos y 1,5 millones de desplazados. La ya deficiente infraestructura del país quedó destruida.

Movilizan plan de urgencia en la frontera
Hasta ahora no se ha registrado ningún caso de cólera en la vecina República Dominicana pero la crisis sanitaria llevó al gobierno haitiano a "movilizar un plan de urgencia en la zona de la frontera", según la OPS.

La ministra haitiana de Relaciones Exteriores, Marie Michele Rey, se declaró el domingo en "confiada" en que la epidemia de cólera en Haití estaba "contenida" en ocasión de una conferencia de prensa en la cumbre de la Francofonía que se lleva a cabo en Suiza. El cólera estaba erradicado de Haití desde hace más de un siglo y, después de violentas lluvias, reapareció la semana pasada en varias regiones del norte de la isla debido a la mala calidad del agua potable.

Dieula Louissaint, director regional de salud, teme ahora que los propios hospitales se conviertan en fuente de contagio. "No podemos seguir tratando al cólera con una estructura para otros tipos de enfermedades. Necesitamos centros adecuados para cuidados específicos", aseveró.

Los hospitales y centros de salud de la norteña ciudad de Saint Marc quedaron desbordados por el ingreso de unos 3.000 enfermos. La organización Médicos Sin Fronteras prometió instalar un hospital de campaña en Saint Marc. Oxfam, otro grupo humanitario, manifestó que enviará especialistas para poner en marcha planes de higiene y sanitarios para 100.000 personas.

Más de medio centenar de presos de una cárcel del centro del país contrajeron la enfermedad y tres de ellos murieron, informaron las autoridades. La situación fue descripta como un "escenario de catástrofe" por Mirlande Manigat, favorita para ganar las elecciones del 28 de noviembre de las que surgirá el sucesor del presidente René Preval. "La población no debe entrar en pánico pero tiene que respetar más que nunca las medidas de higiene", apuntó.